Hacia una gestion escolar

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1491 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
HACIA UNA NUEVA GESTION ESCOLAR

El sentido del diálogo con los padres*

Justa Ezpeleta**

Cuando hablamos de la relación escuela – familia, es necesario reconocer la especificidad de las instituciones: las escuelas tienen una función específica en relación con el aprendizaje, el conocimiento, la cultura y los valores sociales, que las diferencias de esa otra institución que es la familia.La escuela y sus agentes, que son los maestros, tienen una función social específica, especializada para ser resuelta en términos profesionales. Al mismo tiempo, existen ciertas áreas en la formación de los niños en las que pueden reforzarse mutuamente. Esa complementariedad ha hecho crisis desde hace tiempo, y la actual reforma le está prestando atención.

En el largo proceso dedemocratización y masificación de la educación, la escuela aparece cada vez más como un aparato institucional que de algún modo opaca la presencia de los individuos maestros y al mismo tiempo los protege respecto a todo lo que está afuera. Ese proceso de expansión fue también un proceso de burocratización y las relaciones con las familias se complicaron. Expresión de ello es que en los plantelesencontramos maestros capaces y conscientes, junto a otros con escasas competencias o desinteresados en su trabajo.

Tanto antes como ahora, quienes son reconocidos socialmente como “verdaderos maestros” no tienen problemas con los padres; son respetados, consultados y hasta suelen aportar prestigio a la escuela o a su dirección. Sin embargo, cuando los no profesionales suscitan problemas con lospadres, la escuela en su conjunto suele mostrar una fuerte reacción defensiva, con el argumento de que el criterio profesional le pertenece y los padres tienen poco o nada que opinar. Esta reacción defensiva tiene dos caras: una, racional, ya que se supone que están ahí por ser profesionales, y otra muy discutible, de tipo corporativo y no profesional, que se vale de ese estatus para encubrir elconjunto de debilidades y desaciertos que motivan las criticas. Y esta es una fuerte tradición: hacia afuera, la escuela se presenta como un bloque que no se pone en duda; en el interior del plantel, sin embargo, cada uno actúa aisladamente, sin opinar sobre el trabajo de los demás. Esta práctica de la escuela de “no ponerse en duda así misma” no es solamente producto de la burocratización y delespíritu corporativo que acompañaron la expansión de la escolaridad. Se engarza con un componente político, que fue el elemento articulador alrededor del cual se generó esa tradición.

Debemos recordar que en los países de América Latina la educación fue el principal instrumento del estado, no sólo para fortalecerse como tal, sino para emprender la constitución de la nación; el arma parahomogeneizar, en lo mínimo, a poblaciones agudamente segmentadas en lo social y en lo cultural, y cuyo desarrollo daría sustento a la nación. Llevar la escuela a todas partes fue por eso prioritario. En ese contexto se sancionó a la educación como responsabilidad exclusiva del estado y los maestros fueron constituidos como sus agentes, como los representantes de un indiscutible sentido del bien común.En aras de ese bien común erigido por encima de las diferencias sociales, los maestros fueron investido de una autoridad que los colocó por encima de los padres: podían convocar su apoyo y también limitar y prescindir de toda intervención que no se ajustara a necesidades definidas por ellos.

Respaldo incondicional, burocratización y corporativismo como producción histórica y solidatradición, son componentes centrales del tipo de relación escuela – familia que conocemos. Se desarrolla asi ese esquema donde solo la escuela puede exigir y valorar según sus propias pautas. Donde a todos los padres por igual se les pide que garanticen un niño obediente, vigilen las tareas, paguen las cuotas, respondan a todos los llamados y no critiquen a los maestros. Una relación que podríamos...
tracking img