Hasta siempre… escuela querida

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (703 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
DESPEDIDA A MI ESCUELA
Hay soledad en los pasillos
ya no hay risas ni llanto en los salones
se termina un año más hay que marcharnos
sin importarnos el dolor que te dejamos
si comprendiéramos eldaño que te hacemos
volviéramos de vez en cuando a visitarte recordaríamos lo que aprendimos juntos
tu amarme y quererme como algo tuyo
y yo aprender de ti mis primeras lecciones
pero que vamos ynos olvidamos
pero tu maestro incansable, vuelves de nuevo con tu amor y tu sonrisa a enseñar a nuevos niños mis primeras lecciones.

DESPEDIDA A MI ESCUELA

Las clases han terminado
y está defiesta el colegio;
el patio ha quedado regio
con banderas adornado...

Los chicos representaron
delante de las familias...
y salió a la maravilla
lo que habían preparado.
Después hablo eldirector
despidiendo a “los de sexto
se refirió a mi maestro

y este cambio de color...
Se puso como la flor
que en la solapa lucia...
ese clavel, -yo sabía-,
se lo trajo el monitor.

Mas tarde,nerviosamente
me entregaron la libreta
donde con letra coqueta
se leía:"Suficiente"
Se la lleve alegremente
a mi madre, que reía,
y al besarme me decía:
-Pórtese como la gente..

Me fui algrado a buscar
los libros en mi pupitre
y vi el pizarrón tan triste
que yo lo quise alegrar.

Y al ponerme a dibujar
la nariz del director,
me vino como un temblor...
¡y la tuve que borrar!Recién había pensado
que para siempre me iba
y a mi banco lo veía
por otro chico ocupado.

¡Como quedaba callado
el patio sin los purretes!
Silbe para hacerme el fuerte,
mas fue un silbidoapagado...

Al hallarme a la salida
con la maestra de cuarto...
no pude aguantar el llanto
porque fue mi preferida

Y al decirme, conmovida:
-no llores por esta vieja...-
me apoye contra lareja:
yo creí que me caía...

Ya ves que no te olvide,
escuelita de mi barrio:
recuerdo tu abecedario

y el guardapolvo que use...
Y si un mañana, tal vez,
la vida me hace papá...
¡mi pebete...
tracking img