Hedonismo espiritual y corporal: el consumo del yo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2742 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 15 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Colegio de Consultores en Imagen Pública

Beatriz Villela L.

2B

Ensayo

Miércoles, 6 de octubre de 2009

Hedonismo espiritual y corporal: El consumo del Yo.

“El ánimo humano no resiste fácilmente la idea de la completa libertad, de la independencia total y del intrascendente destino del hombre. Gusta de sentirse encadenado a algo perdurable que supere el propio yo limitadoy se agarra con fe a las estrellas fatídicas y a las utopías revolucionarias cono ese ”1. El hombre, dice el filósofo Nietzsche, que no tiene Voluntad de verdad “El hombre quiere autoengañarse, teme a la auténtica verdad, […] le lleva a encararse con su constitución individual débil o fuerte para responder al reto de vivir la vida tal como es” 2, pues siempre está en busca de la mentira, buscael placer en algo, pues Nietzsche nos habla del nihilismo en el libro Nietzsche y el nihilismo como la “desvalorización de los valores supremos”, pues critica que la sociedad ha perdido el verdadero conocimiento de lo que son los valores y se encuentra en la búsqueda del placer por medio de valores equivocados actuando como rebaño por la falta de voluntad de crear nuevos valores.
Nietzsche noshabla del Superhombre que es aquel que crea nuevos valores, es el hombre que carece del “yo”, pues simplemente sigue sus deseos e impulsos sin importar nada; no todo lo tiene que relacionar con razón, simplemente es lo que es; “El superhombre debe ser ahora la medida de todas las cosas, lo único que da sentido al impulso ecológico, pero en especial al sentir, pensar y actuar de todos los hombresactuales”3

1GARCIA GUAL Carlos, ACOSTA MENDEZ Eduardo-Ética de Epicuro,” La génesis de una moral utilitari”-Biblioteca de rescate textual- Barral editores 1974, S.A.-Barcelona,1973, Primera edición. P. 34
2LOPEZ CASTELLÓN Enrique: Friedrich Nietzsche El ocaso de los ídolos “Nietzsche y el inmoralismo iconoclasta” P. 12-13
3NIETZSCHE Friedrich; Así habló Zaratustra; Grupo editorial tomoS.A. de C.V. ; Prólogo , P.6

El consumo del Yo habla de la destrucción de todas las ideas y pensamientos que no permiten al hombre ser libre dejando reprimido al Ello, ya que el hombre está sometido en un mundo donde rige la ley de la moral, donde constantemente busca un “ideal del yo” con el afán de menospreciarse deseando ser otra persona, pues, pretende siempre copiar a alguien o a algopor miedo, debilidad o poca voluntad. Un mundo donde el “bien” tiene que manifestarse siempre, pues de no ser así será juzgado, y la persona más ética y amable será la persona ideal. Esto a lo largo de la historia ha confundido al hombre, puesto que piensa que en todos estos actos de satisfacer al prójimo esta el placer tanto espiritual y corporal, pero sin pensar realmente en él, sino en losdemás.

Por otro lado el hombre es un ser hedonista naturalmente, pues desde los principios del hombre, donde no se encontraba domesticado actuaba conforme a su instinto animal, siempre buscando su bienestar y su sobrevivencia ante la vida sin preocuparse por los demás, él salía al mundo a pelear para su protección, a cazar para alimentarse, y a satisfacer todo lo que sus instintospidieran sin pasar por la razón, ni por la mesura. Estos seres los “guerreros” diría Nietzsche eran los que realmente sobresalían y eran dominados como buenos, ya que estaban inspirados por la “Voluntad de poder” que era el deseo del hombre de ir mucho más allá de su instinto de sobrevivencia, aunque le costara la muerte , buscando el placer de superación, de tener que morir para vivir.4 Por otraparte nombra a los malos o débiles “Nietzsche llama débil o esclavo no al menos fuerte, sino a aquel que tenga la fuerza que tenga, está separado de aquello que puede”5 que es aquel que solamente se somete y no tiene el valor de buscar algo bueno para él, solamente está siguiendo órdenes o imitando por la falta de “voluntad de poder”.

4NIETZSCHE Friedrich Prospectiva: La voluntad de poder;...
tracking img