Hernández ruiz, santiago y domingo tirado benedi

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1849 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
CONDUCTIVISMO
INTRODUCCIÓN
La teoría conductual tuvo gran impacto en nuestro medio a principios de los setenta. Mucho del entusiasmo despertado se debió en buena medida a que pugnaba por un estudio científico de la conducta humana alejado de especulaciones ambiguas y subjetivas, para en su lugar, ofrecer aseveraciones fundamentadas en hallazgos derivados de investigaciones caracterizadas porapegarse a una estricta metodología experimental.(8)
Los supuestos básicos subyacentes a la postura conductual son: centrarse en identificar las interacciones entre la conducta de los individuos y los eventos del medio ambiente; a este resultado se le denomina relación funcional, porque al variar uno de los elementos el otro también cambia. Si bien hay desacuerdo entre los conductistas sobrequién es el agente casual, la mayoría se inclina en asignar este papel al medio ambiente. Los cambios al acumularse dan origen a conductas de mayor complejidad, organizadas de manera lineal y jerárquica. Por ello postulan que cualquier comportamiento superior debe estar basado en conductas simples o elementales.
Para esta postura la conducta a estudiar debe ser observable para medirla, cuantificarlay finalmente reproducirla en condiciones controladas. Otra suposición esencial del conductismo es la de asumir que el comportamiento humano está sujeto a leyes; es decir, que posee una legalidad susceptible de conocerse aplicando el método científico propio de las ciencias naturales, ya que para este enfoque no hay diferencias entre ciencia natural y social. La trascendencia de identificar lasleyes de la conducta estriba en que podremos entonces predecirla y controlarla. Su aproximación al objeto de estudio va de lo particular a lo general; o sea procede de forma inductiva. Eligen esta forma de conocimiento argumentando que ante la complejidad de la conducta humana no es posible ni tenemos los medios para abordarla en toda su extensión; por eso lo mejor es descomponerla en sus elementose ir estudiando cada uno de ellos por señalado hasta lograr las leyes generales del comportamiento de los organismos.
(8) GUZMÁN, Jesús Carlos, HERNÁNDEZ R., Gerardo
21
Las aportaciones del Conductismo a la educación han sido ampliadas; por citar algunos ejemplos, mencionaremos.

a) Los objetivos de aprendizaje son elaborados en base a conductas observables y verificables del alumno.b) La enseñanza es programada en una forma que proporciona una instrucción individualizada sin necesidad del maestro

c) Se clarifican y organizan los medios, formas y técnicas para lograr el aprendizaje. Un componente importante para obtener lo anterior es el análisis de tareas, que consiste en descomponer una habilidad en sus elementos para ir adiestrando una por una hasta lograr el plenodominio de la habilidad.

d) En el campo de la evaluación el énfasis ha estado en preferir aquella que compara la actuación de una persona consigo misma y no con otras, o con respecto a una norma tal como lo hacen las pruebas estandarizadas.

Tal como se dijo al principio, la influencia de esta postura ha sido muy notable en México y sus contribuciones abarcan diferentes niveles y situacioneseducativas. Así por ejemplo, se ha aplicado en la educación preescolar, en primaria, o en la educación superior tal como fue el caso de la ENEP Iztacala donde el curriculum fue uno de tipo plenamente conductual (Ribes, Fernández, Rueda, Talento y López, 1980). Pero no sólo se ha utilizado en ámbito de la educación formal sino en otros escenarios tales como las instituciones de custodia (Domínguez,1982), centros hospitalarios, albergues, etc. Pero dónde su influencia es más innegable es en el campo de la educación especial, a la que apoya con técnicas, procedimientos e instrumentos que han demostrado su eficacia para el diagnóstico y tratamiento de poblaciones atípicas (Ribes, 1972; Galindo, Bernal, Hinojoza, Galquera, Taracena y Padilla, 1980 y Macotela y Romay, 1992). Si bien fue...
tracking img