Heroes y heroinas: los favoritos de los dioses

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (723 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de enero de 2014
Leer documento completo
Vista previa del texto
Montse Viladevall i Valldeperas y Toni Llacay i Pintat

Héroes y heroínas. Los favoritos de los dioses

—A partir de ahora no entres en la ciudad.
Exhibe los frutos de tus trabajos fuera de suspuertas. ¡Ah! Y para que este sea válido, es preciso que
despellejes al león.
Y dando media vuelta, desapareció. Como el
valor tampoco era su punto fuerte, Euristeo se hizo
construir un refugiodonde, a partir de entonces, se
encerraba cada vez que llegaba Heracles después
de sus trabajos.
Heracles se quedó en la plaza de la ciudad,
mirando su enorme botín, sin saber cómo sacarle
la piel.De pronto —probablemente por inspiración divina— se le ocurrió usar las propias garras
del animal, que estaban afiladas como navajas.
Y no tardó en colocarse aquella piel invulnerable
comoarmadura y la cabeza del león, con la increíble boca abierta, como yelmo.
Zeus, orgulloso de su hijo y para hacer
mayor su fama, convirtió al león de Nemea en
una constelación*. Evidentemente, Hera noaplaudió esta decisión, pero entonces todavía confiaba
en el poder de su perfidia para exterminar a
Heracles.

EL SEGUNDO TRABAJO: ACABAR CON LA HIDRA DE LERNA
La Hidra* de Lerna era otro de losregalitos que la
previsora Hera había preparado para Heracles
cuando este todavía dormía en la cuna. Se trataba
de una especie de dragón gigantesco con nueve
cabezas que vivía en el pantano y que,mientras
esperaba encontrarse con Heracles, se dedicaba a
extinguir la vida animal y humana de la región. Era
un monstruo tan mortífero que, incluso cuando
estaba dormido, su aliento resultabaletal.
Por fin había llegado el momento de que se
encontraran. Heracles comenzó a tirar flechas
encendidas a la madriguera del animal para hacerlo salir. Cuando lo tuvo a su alcance, contuvo larespiración y saltó sobre él. El monstruo no dejaba
de moverse y se enroscó hábilmente los pies de
Heracles para hacerlo caer, pero Heracles ya había
entrado en acción.
El abrazo de la Hidra se iba...
tracking img