Heroes

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2285 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 19 de noviembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
El Retorno de los Brujos Louis Pauwels y Jacques Bergier
mezcla con los otros.
»Le hago preguntas sobre la alquimia que deben de parecerle tontas. Pero no lo demuestra y responde:
»Sólo materia, nada más que contacto con la materia, trabajo con la materia, trabajo manual. Insiste mucho en esto:
»-¿Le gusta la jardinería? Es un buen comienzo, porque la alquimia puede compararse a lajardinería.
»-¿Le gusta la pesca? La alquimia tiene algo de común con la pesca.
»Trabajo de mujeres y juego de niños.
»No se puede enseñar alquimia. Todas las obras literarias que han pasado por los siglos contienen una parte de esta enseñanza. Son el hecho de hombres adultos -verdaderamente adultos- que hablaron a los niños, respetando las leyes del conocimiento adulto. En una gran obra, jamás se nota lafalta de "los principios". Pero el conocimiento de estos principios y el camino que lleva a estos principios deben permanecer ocultos. Sin embargo, existe un deber de ayuda mutua para los investigadores del primer grado.
»A eso de la medianoche, le interrogué sobre Fulcanelli19, y él me explica que Fulcanelli no ha muerto:
»-Se puede vivir -me dice- infinitamente más de lo que imagina el hombreque no ha despertado. Y se puede cambiar totalmente de aspecto. Yo lo sé. Mis ojos saben. Sé también que la piedra filosofal es una realidad. Pero se trata de un estado de la materia distinto del que conocemos. Este estado, como todos los otros estados, es susceptible de mediciones. Los medios de trabajo y de medición son sencillos y no requieren aparatos complicados: trabajo de mujeres y juegode niños...
»Y añade:
»-Paciencia, esperanza, trabajo. Y, sea cual fuere el trabajo jamás se trabaja bastante.
»Esperanza: en alquimia, la esperanza se funda en la certeza de que existe un fin. Yo no habría empezado -dice- si no me hubiesen demostrado claramente que este fin existe y que es posible alcanzarlo en esta vida.»
Tal fue mi primer contacto con la alquimia. Si la hubiese abordado pormedio de los libros mágicos, creo que mis investigaciones no habrían ido muy lejos: falta de tiempo, falta de afición a la erudición literaria. Y también falta de vocación: esta vocación que invade al alquimista, cuando éste aún no se tiene por tal, en el momento en que abre por primera vez un antiguo tratado. Yo no tengo vocación de hacer, sino de comprender; no de realizar, sino de ver. Pienso,como dice mi viejo amigo André Billy, que «comprender es tan hermoso como cantar», aun en el caso de que la comprensión sea fugaz20. Soy un hombre que tiene prisa, como la mayoría de mis contemporáneos. Tuve el contacto más moderno que cabe tener con la alquimia: una conversación en una tasca de Saint-Germain-des-Prés. Después, mientras intentaba dar un sentido más completo a lo que me había dichoaquel hombre joven, tropecé con Jacques Bergier que no salía lleno de polvo de una buhardilla llena de libros viejos, sino de los lugares en que se concentra la vida del siglo: los laboratorios y las oficinas de información. Bergier buscaba también alguna cosa por las rutas de la alquimia. Y no era para hacer una peregrinación al pasado. El extraordinario hombrecillo, atiborrado de secretos de laenergía atómica, había tomado aquel camino como atajo. Volé,
19 Autor de El misterio de las catedrales y de Las Moradas filosofales, Publicadas por Plaza & Janes.
20 En su cárcel de Reading, Osear Wilde descubre que la distracción del espíritu es el crimen fundamental, que la atención extrema revela el acuerdo perfecto entre todos los acontecimientos de una vida, pero, sin duda también, en unplano más vasto, el acuerdo perfecto entre todos los elementos y todos los movimientos de la Creación, la armonía de todas las cosas. Y exclama: «Todo lo que es comprendido está bien.» Es esta la frase más bella que conozco. 59
El Retorno de los Brujos Louis Pauwels y Jacques Bergier
agarrado a sus faldones y a una velocidad supersónica, entre los textos venerables concebidos por sabios...
tracking img