Hiculi hualula

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3261 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
- El "TIO", fue el ... El "tío" - declaró la mujeruca entre gemidos, cuando sus ojos vidriosos miraban el rostro del cadáver de un hombre joven y membrudo. Frente a ella, solemne y áspero, el patriarca de Tezompan escuchaba.
La mujer, presa de locuacidad histérica, no paraba la lengua.
"Anoche llegó borracho... decía cosas horribles; entonces dudo más de tres veces del "tío". Por fin, ahogadoen mezcal, acabo por dormirse. Esta mañana amaneció tieso... Fue que lo provocó, sí, dudó más de tres veces del poder del "tío", ese del que sólo usted, por ser el más viejo y el más sabio, puede pronunciar su nombre."

El patriarca se mantuvo unos momentos silencioso, la mujer lo miraba expectante. Luego, silabeando claramente, dijo la palabra vedada a todos los labios excepto a los de él:"Hículi Hualula cuando se le provoca es perverso, vengativo, malo; en cambio..."

El viejo cortó la oración apenas inciada, quizás porque recordó que yo estaba presente, yo, un extraño que desde hacía una semana venía atosigando con mis impertinencias de etnólogo a la arisca población huichola de Tezompan... Mas ya era tarde, el extraño término había quedado escrito en mi libreta; ahí estaba:"Hículi Hualula", insólita voz que sólo estaba permitido pronunciar al más viejo y más sapiente.

El patriarca tuvo para mí una mirada recelosa, comprendió que había cometido una grave indiscreción y trató de remediar en alguna forma su ligereza, siempre que con ello no quebrantara las leyes inmutables de la hospitalidad. Entonces el anciano dijo a la mujer breves palabras en su lengua indígena. Ellase volvió hacia mí y, sin dejar de verme con sus ojos pequeños y enrojecidos, dio suelta a una perorata en huichol, ese idioma rígido, de sonoridades exóticas y que yo apenas si conocía a través de las eruditas disquisiciones de los filólogos... Cuando acabó su exposición, la reciente viuda, anegada en lágrimas, se echó sobre el pecho del difunto y tuvo sacudimientos y sollozos conmovedores.

Elanciano patriarca pasó tiernamente su mano sobre la cabeza de la mujer; después vino hasta mí, para decirme lleno de cortesía:

"Bueno es que la dejemos sin más compañía que su pena."

Me tomo por un brazo y con ademán considerado guióme hasta la puerta del jacal; pero ahí me detuve decidido, no podía abandonar el sitio sin ahondar en el enigma de la palabra que, escrita en la libreta deapuntes, demandaba mi atención profesional imperativamente.

-¿Qué es el Hículi Hualula? - pregunté sorpresiva y secamente.

El viejo soltó mi brazo, dio un paso atrás, su mirada tornosé chispeante y en sus labios se dibujó una mueca desagradable:

-Por su salud, señor, no lo repita. El nombre del "tío" sólo yo puedo pronunciarlo sin incurrir en su enojo.

-Necesito saber quién es él, cuálesson sus poderes, sus atributos.

El hombre no habló más, se mantuvo inconmovible, con los ojos vagos, sumidos, tal si miraran hacia adentro, igual que las patéticas deidades ancestrales...

En vano insistir; El hombre se había cerrado en un mutismo cáustico, pero de tal manera angustioso, que decidí abandonar ese camino de indagación, más por piedad, que por temores. Sin embargo, me creí desdeese instante mayormente obligado a penetrar hasta el fondo del enigma.
Entendía entonces que la sola clarificación del misterio que aprisionaba el terminajo significaría el éxito completo de mi empresa y que ignorarlo, en cambio, representaría nada menos que el fracaso.
Lo anterior explicará muy bien la obsesión de que fui víctima durante varios días. Con la seguridad de que una investigacióndirecta carecería de eficacia y acaso traería efectos adversos, decidí circundar la incógnita con una serie de pesquisas discretas, cuyos cabos, atados prudentemente, podrían otorgarme resultados más satisfactorios...
Pero una mañana en que el rigor calenturiento de las tercianas me había tundido más fieramente que de ordinario, mi templanza saltó echa añicos y volví a volví a lanzarme por el...
tracking img