Hijos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 16 (3826 palabras )
  • Descarga(s) : 9
  • Publicado : 30 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Queridas  familias :
                                    Aquí les transcribo el texto de un artículo sobre una conferencia sobre formación de los hijos en la familia, ambos brindados por el orientador familiar Ángel Ledesma Méndez. Luego, un artículo de Salvador Casadevall
                                   CONFERENCIA : “ Lo que nunca puedes hacer a tu hijo”
    En los últimos cincuenta años,se han operado cambios en las costumbres sociales, que son realmente sorprendentes. Quedará para un futuro poder decir si fueron buenos o malos en su totalidad, pero algunos de ellos ya están dando frutos que hacen ver que de ninguna forma fueron buenos.

    Nadie puede negar que la familia es la base de la sociedad. Todo lo bueno o malo que un hombre puede incorporar a su comportamientosocial, lo recibe primariamente de la familia y si en eso se falla, es difícil que la sociedad pueda revertirlo, especialmente porque nadie en la sociedad va a tener el amor fuerte, que se necesita para reencauzar esa vida. Hoy vemos que el desorden social se extiende en todos los sentidos, y que la corrupción se incrementa y cala en lugares que uno creía que nunca serían alcanzados. Por ejemplo, lasescuelas. Mi madre me decía siempre que su guardapolvo la protegía, que por doquier ella iba con su guardapolvo, todos se daban vuelta y la saludaban y era una garantía de respeto y buen trato. Hoy los alumnos maltratan a las maestras, muchas veces con el consentimiento y apoyo de los padres, hasta uno le pegó una cuchillada y la mató y no pasó nada. ¿Saben por qué lo digo? Porque nunca recibiócondena por ese hecho. Era menor y aquí no pasó nada. 

    Ni en las escuelas, ni en las universidades, por supuesto, ni en la casa, ya no se prepara a los hijos para que sean padres. Hoy parece que lo único importante es la carrera, el triunfo social, el desarrollo personal, y ,el formar una familia y criar hijos, parece que es un castigo, al que se deben resignar. Muchos ven a la familia comoalgo que va a frenarles en su ascenso tanto social, como personal. Les dan más importancia a atender un juicio, diseñar una casa, o vender un celular, que a educar a un hijo. Se ha llegado al extremo que actualmente en Nueva York los especialistas en problemas puntuales de la educación de los hijos, son los más requeridos y los que más ganan, ellos son llamados para asuntos tales como, “Cómo hacerpara que el hijo de un año no se chupe el pulgar”. Los padres están muy ocupados en “cosas importantes”, como para atender al hijo. La importancia de las cosas, la da la cantidad de dinero que la cosa da, y como los hijos son todo gasto, se busca tener lo mínimo, y tercerizar la educación y el cuidado. Cada día se casan más tarde y postergan la llegada de los hijos hasta después de los 40, lo cualno solo es peligroso, sino sumamente egoísta. Van a darle a los hijos, los años cansados y no los mejores. Pero esto, es lo que hay. 

    Que difícil es en estos tiempos ser un buen padre, porque normalmente la sociedad les dice a los hijos, lo contrario de lo que tratan de inculcarles los padres. El padre trata de que su hijo se mantenga lejos del alcohol y los medios de comunicación masivapor todos los medios tratan de que el chico consuma alguna clase de bebida y lo que es peor lo incita a que lo haga "ahora" "just do it" "hacé la tuya" "date el gusto", el padre trata de que no fume y todo lo impulsa a que se haga un adicto. El aflojamiento de las normas morales, la falta de virtudes ciudadanas, la desconfianza en todas las instituciones, la desesperanza general, parece que hancalado muy hondo dentro de la ciudadanía y en este posmodernismo, donde nadie es lo que debería ser, los hijos navegan de desconcierto en desconcierto. No hay buenos ni malos, no hay mejores ni peores, es una mezcla de grises y no se distingue la frontera entre el bien y el mal. Los padres, con el amor que los alimenta, son los llamados a trazar esa frontera en el alma de los hijos, encaminándolos a...
tracking img