Hilado Cordon Cadena La Celestina Resumen

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3666 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de julio de 2015
Leer documento completo
Vista previa del texto
Medievalia 40, 2008

27

3
Hilado-Cordón-Cadena:
Equivalencia simbólica en La Celestina*
Para George y Pat Shipley

La interacción entre metáfora y realidad contribuye
notablemente al poder imaginativo de La Celestina.1
Dos casos con justicia famosos son los de las caídas
real y metafórica, y el de la imaginería locus amoenus
como una contraparte a la vez lírica y siniestra del jardín de Melibea(el cual es al mismo tiempo un lugar
real y una imagen del cuerpo de Melibea: acto XX,
230).2 De igual importancia, a pesar de ser notada
con menos frecuencia, es la conexión de tres obje* Una primera versión de este artículo se publicó como “Hilado-Cordón-Cadena: Symbolic Equivalence in La Celestina”,
Celestinesca, 1.1 (1977): 6-12. La traducción al español es de
Reynaldo Ortiz Galindo.
1
Paraeste punto, como para muchos otros, el tratado clásico es
la tesis en Harvard de George A. Shipley (1986), cuya publicación revisada se espera con ansia. Cuatro artículos y una ponencia (núm. 303-306 y 331 de la bibliografía de Snow) incorporan
material de la tesis, junto con los resultados de investigaciones de
Shipley posteriores. Con el fin de ahorrar espacio, las referencias
en estas notas seharán sólo por autor y número de Snow, salvo
para elementos muy recientes como para que estén incluidos en
esa bibliografía.
2
Utilizo la edición de Severin (Snow 1985, núm. 176), porque ésta es la única edición crítica basada en los descubrimientos
recientes sobre la historia de impresión de La Celestina. Para el
jardín de Melibea, ver Shipley (núm. 303) y F. M. Weinberg
(núm. 312).

tos reales(y, como espero demostrarlo, equivalentes)
con un grupo de imágenes. Los objetos son el hilado de Celestina (actos III-IV), el cordón de Melibea
(IV-VI) y la cadena de oro de Calisto (XI-XII), y las
imágenes son las de la caza, la captura y el cautiverio.
Por ejemplo:
Pocas vírgenes, a Dios gracias, has tú visto en esta ciudad que hayan abierto tienda a vender, de quien yo no
haya sido corredora desu primer hilado. En naciendo
la muchacha, la hago escribir en mi registro, y esto
para que yo sepa cuántas se me salen de la red (III, 81.
Celestina a Sempronio).3
Será de los nuestros; darnos ha lugar a tender las redes
sin embarazo por aquellas doblas de Calisto (III, 82.
Celestina a Sempronio, acerca de Pármeno).

La red se asocia aquí no sólo con el hilado, sino también con
la imaginería delcomercio (tienda). Esta asociación se repetirá en el lamento de Pleberio. Me ocupé del entrecruzamiento
de estos grupos de imágenes en una ponencia que leí en 1974
(Snow 1985, núm. 274); una versión ampliada de esa ponencia
formará parte de un volumen de ensayos sobre La Celestina por
Dorothy S. Severin y yo, que se publicará en Barcelona por Ediciones Albir.
3

28

Medievalia 40, 2008
¡En quélame me he metido! Que por me mostrar solícita y esforzada pongo mi persona al tablero (IV, 86.
Celestina, soliloquio).
Vender un poco de hilado, con que tengo cazadas más
de treinta de su estado, si a Dios ha placido, en este
mundo (VI, 109. Celestina a Calisto, acerca de Melibea).
Con éstas (armas) mata y vence, con éstas me cautivó,
con éstas me tiene ligado y puesto en dura cadena.4
Tus lazos,tus cadenas y redes, con que posean nuestras flacas voluntades… Bien pensé que de tus lazos
me había librado (XXI, 235. Pleberio, soliloquio, refiriéndose primero al mundo y luego al amor).

Etcétera. Las numerosas imágenes de la caza y la
captura, que pueden derivar de patrones de imágenes
en las Coplas de Jorge Manrique y la Dança general
de la Muerte,5 se refieren a las tentativas deauto-reconocimiento de los personajes: tanto Calisto, como
Melibea, Celestina y otros son alternada o simultáneamente cazador y presa en una cacería de lujuria,
avaricia o poder.6 Por ello son centrales para la trama
y el significado de La Celestina. Además, como lo demuestran los ejemplos anteriores, están muy ligados
al hilado, el cordón y la cadena de oro.
Consideremos ahora la relación entre sí de...