Hiperactividad ambiental

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1376 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Hiperactividad clínica e hiperactividad ambiental:
¿Es mi hijo hiperactivo o sencillamente inquieto y activo?
No deja de moverse en la silla, tarda una eternidad en hacer los deberes, se distrae por tonterías, has de estar constantemente a su lado para que cumpla con sus obligaciones, necesitas repetir la misma orden cinco veces para que obedezca (si es que obedece), es imposible que acabe loque empieza y su incesable movimiento e impulsividad te hace perder los nervios... ¿Te suena esta situación?
Este pudiera ser el comportamiento de alguno de nuestros hijos. Unos padres contemplarían la situación como un serio problema que les supera, con el que no pueden manejarse y concluirían que su hijo es hiperactivo.
Otros padres pueden pensar que su hijo tiene una fuerte personalidad, unagran energía interior que tiene que descargar y quizás llegarían a la conclusión de que necesitan aprender a tratar a su hijo de otra forma ya que éste tiene unas características individuales que ellos, evidentemente, no han sabido respetar.
¿Por qué el mismo niño puede ser para unos padres claramente hiperactivo y para otros sencillamente un niño movido, inquieto y curioso? ¿Es posible que nosepamos adaptarnos a su ritmo de aprendizaje, a su manera de ser y por eso su conducta responde a nuestra ignorancia con inquietud y nerviosismo? ¿Controlamos el ambiente y las variables que envuelven a nuestro hijo y que influyen en su manera de ser? ¿Sabemos exigirles en su justa medida, respetar su personalidad e intereses y proporcionarles los limites necesarios para crecer con estabilidad?¿Nuestras prisas, nuestra organización y horarios son los que realmente él necesita?
¿Hasta qué punto somos responsables de la “hiperactividad” de nuestros hijos?
La hiperactividad es una palabra muy seria que no debe pronunciarse con frivolidad. El psicólogo Josep Mª Batlle, nos explica en su artículo ¿Es mi hijo hiperactivo o sencillamente inquieto y movido?, las diferencias que hay entre lahiperactividad clínica y la ambiental, y nos da algunas pautas para manejar a nuestros hijos “sobreactivos” (quizás no hiperactivos) en casa.
Su lectura nos puede hacer reflexionar sobre el actual comportamiento de alguno de nuestros hijos, nuestra posición ante dicho comportamiento y hasta qué punto el contexto inmediato que les rodea influye en el exceso de actividad que pueden presentar en ocasiones.Debemos preguntarnos hasta qué punto influimos, consciente o inconscientemente, en esa teórica hiperactividad que a veces nos preocupa y de la que poco sabemos.
Hiperactividad clínica e hiperactividad ambiental
En muchos contextos, el concepto de "hiperactividad" se ha banalizado, socializado y convertido en un comentario de corrillo, en un tema de fácil valoración y una forma de poner uncartelito de definición personal a aquellos niños que no entendemos.
¿Es tu hijo hiperactivo realmente o sencillamente no sabes tratarlo?
Todo ello es consecuencia de un fenómeno social ampliamente extendido entre la población del que no escapamos ni los padres ni los educadores: cada vez soportamos menos la conducta irregular. Nos gustan los niños despiertos, curiosos, experimentadores del universoque les rodea, pero eso sí... hasta un cierto límite, fuera del cual nos incomodan y nos hacen sentir insatisfechos.
Cuando el niño no se ajusta a nuestras expectativas, al no entender lo que está ocurriendo, definimos al hijo o al alumno con palabras (más bien conceptos) que nos ayudan a encuadrar la situación y nos dan una falsa sensación de tranquilidad.
Más que definir una entidad clínica,cuando a veces hablamos de que un niño es hiperactivo hablamos de nuestro estado anímico personal, de lo que nos cuesta soportar al hijo inquieto que llama constantemente la atención o al alumno que nos obliga a dedicarle más tiempo. Podemos olvidar que los motivos por los que un niño no atiende o no se concentra son muchos: cansancio, aburrimiento, tareas demasiado largas para su edad,...
tracking img