Hispanista e indigenistas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2173 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 23 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
M,

8

PrimerPeriodo

2
GuíaNo

HISPANISTAS E INDIGENISTAS.

Guía de Español
2 © Colegio Virtual Siglo XXI 2008-2009 - Todos los derechos reservados (Está prohibida su reproducción total o parcial en cualquier medio conocido o por conocer sin la expresa autorización de su Titular)

HISPANISTAS E INDIGENISTAS

Quizás América Latina sea el mejor ejemplo de lo artificioso e irreal,para no decir absurdo, de tratar de establecer identidades colectivas. ¿Cuál sería la identidad cultural latinoamericana, el conjunto coherente de creencias, costumbres, signos, tradiciones, prácticas y mitologías que la dotarían de una personalidad singular, única e intransferible? Nuestra historia está cuajada de polémicas intelectuales - algunas feroces tratando de responder a esta pregunta.La más célebre fue la que, a partir de los años veinte del siglo pasado, opuso a hispanistas e indigenista y que reverberó por todo el continente. Para hispanistas como José de la Riva Agüero, Víctor Andrés Belaúnde y Francisco García Calderón, América Latina nacía cuando, gracias al Descubrimiento y Conquista, se articulaba con Europa, es decir con las lenguas española y portuguesa traídas pordescubridores y conquistadores y, adoptando el cristianismo, pasaba a formar parte de la civilización occidental. Los hispanistas no menospreciaban las culturas prehispánicas, pero, para ellos, constituían apenas un sustrato, y no el primordial, de la realidad histórica y social, que sólo completaba su naturaleza y personalidad gracias al influjo vivificante de Occidente. Los indigenistas, en cambio,rechazaban, con indignación moral, el supuesto beneficio que habrían traído a América los europeos. Para ellos nuestra identidad tenía sus raíces y su alma en las culturales civilizaciones prehispánicas cuyo desarrollo y modernización fueron brutalmente frenados por la violencia y sometidas a una censura represión y marginación inicuas, no sólo durante los tres siglos coloniales, sino tambiéndespués, durante la República. Y, según los indigenistas, la auténtica expresión americana (para decirlo con el título de un libro de Lezama Lima) estaba en todas aquellas manifestaciones culturales - desde las lenguas nativas hasta las creencias, ritos, artes y usos populares - que habían resistido la opresión cultural occidental y llegado hasta nuestros días. Un destacado historiador de estacorriente, el peruano Luis E. Valcárcel, llegó a afirmar en uno de sus libros Ruta Cultural del Perú - que las iglesias, conventos y demás monumentos arquitectónicos coloniales debían ser quemados pues representaban el "Anti-Perú", es decir una impostura, una negación de la prístina identidad americana, que sólo

3 © Colegio Virtual Siglo XXI 2008-2009 - Todos los derechos reservados (Está prohibidasu reproducción total o parcial en cualquier medio conocido o por conocer sin la expresa autorización de su Titular)

podía ser de exclusiva raigambre india. Y uno de los más originales novelistas de América Latina, José María Arguedas, narró, en historias de gran delicadeza y de vibrante protesta moral, la epopeya discreta de la supervivencia de la cultura quechua en el mundo andino pese a lasofocante presencia distorsionadora de lo occidental. El hispanismo produjo algunos excelentes ensayos históricos y también el indigenismo, así como ficciones de alto nivel creativo, pero, juzgadas desde la perspectiva actual, ambas doctrinas nos parecen igualmente sectarias, reductoras y falsas. Ninguna de ellas es capaz de abarcar en su camisa de fuerza ideológica, de resabios racistas, lafrondosa diversidad latinoamericana. ¿Quién se atrevería, en nuestros días, a afirmar que sólo lo hispánico, o sólo lo indígena, representan legítimamente a América Latina? Sin embargo, las tentativas parar cernir y aislar una "identidad cultural" nuestra, que nos distinga ontológicamente del resto del mundo, prosigue, de tanto en tanto, con una pertinacia intelectual y política digna de mejores...
tracking img