Historia de la evolución de la moneda entre felipe ii y carlos iii

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3324 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Historia de la Evolución de la Moneda entre Felipe II y Carlos III

Una de las primeras providencias del Virrey Toledo, cumpliendo ordenes de Felipe II, fue la del 26 de junio de 1574, que disponía que "por cuenta de la Corona se labrase monedas por valor de 10.000 marcos y que en el caso de que los particulares y comerciantes no aportasen plata suficiente para su amonedación, se entregase a lacasa 6.000 marcos de plata en rieles, para evitar la interrupción de labores de acuñación y la escasez de moneda en el Reino".

Las monedas tenían estas características: en el anverso se leía: "Phillipus D.G. Hispaniarum", el escudo de España coronado al centro y a los lados el monograma de la ciudad de Potosí y la inicial del acuñador por debajo. Al lado derecho el valor de la moneda (8-4-2).En el reverso sobresalía la leyenda "et indiarum Rex", luego una cruz con dos castillos y dos leones en los cuatro cuartos de escudo.

Otras dos provisiones dadas en enero y febrero de 1575, disponían que "las barras ensayadas y fundidas de las Cajas Reales, una vez satisfechos los derechos, se retuviese la cuarta parte de ello para ser entregadas al Tesoro de la Casa de Moneda, paraconvertirlas en reales a fin de ser transferidas estos posteriormente a sus dueños. A pesar de estas disposiciones, la escasez del medio circulante se hizo sentir en el Perú, padeciendo del mismo mal que el resto de las colonias.

La preocupación era constante.

El rescate de la plata que hasta entonces estaba a cargo directo de las autoridades del virreinato, fue rematado y adjudicado a Juan de Castillaen abril de 1575. Este se comprometía "por su cuenta con dos hornazas que le cedían de las tres que contaba la casa de Moneda, a introducir y cortar anualmente 60.000 marcos de plata ensayada y marcada, de ley 11 dineros 4 granos, la tercera hornaza que era de menor producción, fué reservada para el común de los particulares y su labor no pasaba de los 100.000 pesos, es decir: 12.000 marcosaproximadamente".

Se elegían lugares destinados a batir los cospeles de plata para convertir en moneda. "Eran hornazas, donde se encontraban los acuñadores, capataces, guardas y negros esclavos, que hacían los trabajos mas pesados, los cargos otorgados al principio por merced se vendieron luego en publica subasta y tenia como renta los derechos que se cobraban sobre lo acoñado".

La primera Casade Moneda de Potosí no acuño monedas de oro en los dos primeros siglos de su existencia, por prohibición expresa de ordenanzas reales.

Las ordenanzas monetarias españolas eran sumamente cuidadosas en la reglamentación de las funciones de los ensayadores, tanto en las casas de moneda de la metrópoli, como en las de América, conforme expresa la pragmática o ley de los Reyes Católicos, dada enMadrid el 13 de junio de 1497 y que tuvo vigencia durante largo tiempo.

Por lo tanto, la ceca de la Villa Imperial, como afirman los entendidos "fue una de las corrientes monetarias que alimentaron a las vastas y poco pobladas zonas del Río de la Plata, así como Lima lo fue para la costa del Pacifico y Cartagena, como Santa Fe de Bogotá para la llamada sierra firme.

Carlos V, y Felipe II,sucesivamente por Reales Cédulas "establecieron la prohibición de las contrataciones realizadas en las Indias en oro en polvo o en "texuelos" que no estén fundidos, ensayados o quintados".

También conviene destacar que un sustituto de la moneda en los primeros tiempos de la conquista y aun mas tarde, cuando ya estaba consolidado el dominio español, fue el oro y la plata en pasta. "Para ello seconvenía el peso, fuera de los metales entregados de común acuerdo y se obligaba a los pobladores, a considerar como medio común de valor, artículos necesarios para la subsistencia diaria, tal ocurrió con la llamada "moneda de sierra".

Prosiguiendo con la recopilación documental, se encuentra la denominación de "moneda tierra", en la Real Cédula de Felipe III de 10 de octubre de 1618. por la que se...
tracking img