Historia de la Psicopatologia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas: 17 (4078 palabras)
  • Descarga(s): 0
  • Publicado: 10 de agosto de 2013
Leer documento completo
Vista previa del texto
Historia de la Psicopatología
1. En ninguna época ha existido una sola explicación de la conducta humana anómala. Así como cada cerebro es un mundo, y cada ser humano tiene su propia comprensión de los fenómenos, hay una multitud de teorizaciones posibles sobre cada ser del Universo (tantas como humanos existan). Por tanto, si se dice por ejemplo “los Aztecas creían” tal o cual cosa, talgeneralización es meramente didáctica, y en modo alguno una aseveración tajante.
2. Parece que ha habido cuatro grandes momentos evolutivos en la Historia de la Psicopatología:
a) En sus inicios, los que teorizaron sobre la enfermedad mental la atribuyeron a agentes externos: para ellos, el problema venía de afuera. En general, creían que el sujeto que manifestaba una conducta enferma eraintrínsecamente bueno, y era sujeto pasivo de la enfermedad (llámese demonio, tabú, castigo) causada por un agente externo que poseía y enajenaba al sujeto.
b) Después, el énfasis de la patología recayó en el sujeto. Ahora estaba en el enfermo la semilla de su enfermedad. Para estos teóricos, el problema venía de adentro. En sus posturas más extremas, dicha conceptualización llegó a reducir la totalidad delproblema a una predisposición genética (y el enfermo fue visto, y tratado de forma peyorativa, como heredero de una “tara”, como un “degenerado”), a los factores constitucionales (y se creyó que cada ser humano expresaba la enfermedad según su biotipo, o que se podía conocer la personalidad de alguien haciendo uso de la antropometría), descuidando el aspecto relacional (la nurtura, el entorno, lasredes contextuales).
c) Posteriormente, se compensó el énfasis exagerado en el individuo pasando a un énfasis en la sociedad. Esta fecunda concepción de la enfermedad permitió a estos teóricos entender la enfermedad mental como una resultante de relaciones alteradas, de sistemas (familias, comunidades) alterados, de patrones de relación y comunicación patógenos, o perpetuadotes o intensificadoresde la enfermedad. Su postura más exagerada situó el problema en el contexto, descuidando al individuo; los más radicales llegaron incluso a negar la existencia de la enfermedad mental, afirmando que los diagnósticos eran simples rótulos diseñados por la sociedad para discriminar a los individuos que deseaba recluir o silenciar.
d) Una solución integradora, abarcativa: la puesta en común de losdistintos enfoques, las distintas perspectivas. Una Psicopatología ecléctica, compleja, comprensiva, anhelada por Jaspers, vislumbrada por Ey, y en plena construcción.
Haciendo las salvedades anteriores, pasemos al repaso cronológico de lo que ha sido la Psicopatología. Las primeras explicaciones, aunque en la actualidad puedan parecer absurdas y ridículas, tuvieron utilidad en su momento. Sepuede argumentar hoy contra ellas desde distintos ángulos, se les puede tildar de sesgadas y prejuiciosas, pero se constituyeron en el primer intento, los rudimentos de lo que después vendría a ser la Psicopatología.
El concepto del insano mental como “poseído” surgió en esos tiempos primigenios, en los que se concibió la conducta en términos mágico-arcaicos. En esta línea mágica depensamiento se asumía, a priori, que el enfermo era presa de un ente espiritual, usualmente maligno: un ente ajeno al sujeto, pero capaz de influenciarlo.
Se entendía la conducta en términos de resultado de una esencia espiritual, un alma desligada del cuerpo a nivel estructural (de hecho, no se conocía la relación entre sistema nervioso y psiquismo, tal como la conocemos hoy en día); asimismo, seentendía la curación en los mismos términos (es decir, según la noción de un espiritualismo absoluto): la enfermedad mental no existía como trastorno somatopsíquico, no existía como manifestación de una alteración neurofisiológica, sino como posesión. El demonio (no entendido desde una óptica judeo-cristiana, sino desde una mirada más antigua aún: como espíritu independiente, ajeno al sujeto,...
tracking img