Historia de la vida consagrada

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 45 (11189 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
HISTORIA DE LA VIDA CONSAGRADA
VIRGINIDAD CONSAGRADA EN LA IGLESIA

SUMARIO: I. La virginidad en las comunidades apostólicas - II. Las vírgenes consagradas en la edad patrística: 1. Hasta el concilio de Nicea (325); 2. Hasta la mitad del s. VII - III. Las vírgenes consagradas en el medievo: 1. Las vírgenes que viven en un monasterio; 2. Las vírgenes en los movimientos de vida evangélica; 3. Lavirginidad consagrada según santo Tomás de Aquino (+ 1274) - IV. Doctrina y praxis de la consagración virginal del concilio de Trento al Vat. II: 1. El concilio de Trento; 2. La encíclica "Sacra virginitas"; 3. El Vat. II; 4. La praxis de la virginidad consagrada.

Aunque en este Diccionario se reservan dos voces a la ilustración de ->  libros litúrgicos concernientes a la vida de especialconsagración a Dios en la iglesia [->  Consagración de vírgenes; ->  Profesión religiosa], no parece inútil detenerse, casi a modo de introducción, en la historia de la virginidad consagrada, presente en la iglesia desde sus orígenes, presencia que llega a justificar, en cierto sentido, la existencia de un ritual para un estado de vida no sancionado con un sacramento —mientras que una liturgia para elestado de vida conyugal, al que "Cristo nuestro Señor bendijo abundantemente" (GS 48) con el sacramento del ->  matrimonio, no necesita apología—. Por eso el plan de lectura de la amplia temática "vida de especial consagración y liturgia" podría articularse de la siguiente manera: 1) Virginidad consagrada en la iglesia (la presente voz); 2) ->  Consagración de vírgenes; 3) ->  Profesión religiosa(N.d.R.).
Prescindiendo del caso particular de Jeremías, célibe por orden de Yavé (Jer 16,1-4), y quizá los casos de los profetas Elías y Eliseo, que, según tradiciones eclesiásticas, vivieron en celibato y de la posible presencia de célibes en la comunidad esenio-qumramita, la virginidad consagrada , es una institución neotestamentaria, específicamente cristiana, y constituye una forma de vidaconstantemente presente en la historia de la iglesia.

I. La virginidad en las comunidades apostólicas
No es nuestra intención tratar aquí de la noción de virginidad en el NT, sino que simplemente deseamos poner de relieve cómo en las comunidades apostólicas hombres y mujeres, siguiendo el ejemplo y el consejo del Señor (Mt 19,10-12), vivían la continencia voluntaria por el reino; sensible alos valores de la virginidad merced al testimonio del Bautista, "el amigo del esposo" (Jn 3,29), la primitiva tradición cristiana considera que el apóstol Juan, tipo del perfecto discípulo del Señor, vivió en virginidad; Pablo, convertido a Cristo, vive célibe para dedicarse por entero a la causa del evangelio y se convierte en teorizador y propagador de la doctrina sobre la virginidad consagrada (1Cor 7,1.7-8.25-38); en la comunidad de Cesarea, el diácono Felipe "tenía... cuatro hijas vírgenes, que profetizaban" (He 21,9) 6.
Los datos bíblicos no nos permiten indicar otros discípulos que eligieran la virginidad por el reino; tampoco sabemos qué frutos obtuvo en este campo la predicación de Pablo. De todas formas, algunos escritos de los padres apostólicos, que nos llevanretrospectivamente a un tiempo cercano al de los apóstoles, nos informan de comunidades paulinas y joaneas en las que florece la vida virginal: Clemente Romano exhorta a los corintios: "El casto en su carne no se jacte de serlo, sabiendo como sabe que es otro quien le otorga el don de la continencia" (Ad Corinthios 38,2: Padres Apostólicos, BAC 65, Madrid 1979', 213); Ignacio de Antioquía escribe a Policarpo,discípulo del apóstol Juan y obispo de Esmirna: "Si alguno se siente capaz de permanecer en castidad para honrar la carne del Señor, que permanezca sin engreimiento" (Ad Polycarpum 5,2: BAC 65, p. 500); por su parte, Policarpo amonesta a los filipenses: "Las vírgenes caminen en intachable y pura conciencia" (Ad Philippenses 5,3: BAC 65, p. 665).
Todo esto demuestra que la enseñanza de Jesús sobre...
tracking img