Historia de los materiales odontologicos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (892 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
CAPITULO 17

LAS AUTORIDADES DELEGADAS DEBEN ESTAR BAJO AUTORIDAD
Guárdeme Jehová de extender mi mano contra el ungido de Jehová.
Esperando a Dios para conseguir la Autoridad
Todo aquel que hade ser autoridad delegada de Dios debe de aprender a no tratar de conseguir la autoridad por sí mismo.
Las Autoridades deben ser elegidas por ambos: Dios y la Iglesia
Nadie puede levantarse yafirmar “Yo soy la autoridad establecida de Dios; todos ustedes tienen que someterse a mí.” Primero debemos aprender a tener ministerio espiritual delante del Señor y entonces, al tiempo señalado por Dios,podremos estar entre sus hijos para servirles.
Manteniendo la Autoridad
Cuanto más sabe uno ser autoridad, tanto más capaz es de mantenerla.
No existe la Autoridad delante de Dios
Aunque algunossean escogidos para ser autoridades en la iglesia, delante de Dios todos son iguales. Aquí es donde se hallan el fundamento y el secreto de la autoridad.
Sin conciencia de la Autoridad
Todo el quepiensa o siente que es autoridad no es digno de ser esa autoridad. Cuanto más autoridad tiene uno, tanto menos conciencia tiene de ella.
La Autoridad no necesita sostenerse a sí misma
Su actitud erade absoluta sujeción a la poderosa mano de Dios. Por eso dijo: “Si yo hallare gracia ante los ojos de Jehová, el hará que vuelva, y me dejara verla y a su tabernáculo. Y si dijere: No me complazco enti; aquí estoy, haga de mi lo que bien le pareciere”.
La Autoridad puede soportar la Provocación
El hombre de autoridad establecido por Dios puede soportar la provocación. Si la autoridad que ustedtiene no puede ser ofendida, quiere decir que usted no es idóneo para estar en au toridad. Solamente los que obedecen son aptos para estar en autoridad.
Aprendamos a Humillarnos bajo la poderosamano de Dios
Todos los que Dios utiliza para estar en autoridad deben tener el espíritu de David. Nadie se defienda ni hable a favor suyo. El hombre debe aprender a esperar y a ser humilde delante de...
tracking img