Historia de oxapampa, pasco

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1642 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
La Historia de Oxapampa
Narración de Enrique Bottger

El 30 de agosto de 1941, cincuenta años después de la fundación de Oxapampa, escribe Enrique Böttger con su puño y letra la historia de la fundación de Oxapampa. El siguiente texto es un extracto del texto original. Agradecemos al señor Eugen Anders por proporcionar una copia del texto original en castellano así como una traduccióncomprimida al alemán.
En este día de hoy, el 1º Cincuentenario de la fundación de esta Colonia, me permito hacer una suscinta descripción desde su principio de la fundación en este lugar llamado «Oxapampa».
El 10 de Marzo de 1875 ingresé con mis padres y mis hermanos de Lima a ésta, en ese tiempo poco conocido, pero floreciente valle de Huancabamba a establecernos en el bosquejoso lugar Ranchería yYanachaga, terrenos adquiridos por compra, a inmediatos impenetrables bosques desde San Daniel hacia hoy «Oxapampa», dominadas tierras por la tribu de los infieles «Amuechas», que no permitían entrada a su territorio desde el año 1740, que fueron invadidas y quemadas ambas «Misiones», la del Cerro de la Sal y la de Huancabamba, por los infieles, por las torturas que sufrían en aquella época de laInquisición, según relatos que nos hacían los más ancianos Caciques; tiempo en que también no dejaban entrar a ningún civilizado de «Chanchamayo» a sus regiones, luchando continuamente hasta contra la fortaleza de San Ramón hasta el año 1879, que unos infieles ya amigos con nosotros entraron en relaciones amistosas con algunos chacareros en Chanchamayo; permitiendo desde entonces la entrada a esasregiones.
En el año de 1876 por casualidad pude entrar y chocar con un puesto montera llamado «Puriz» por los infieles en las aguas sulfurosas en «San Daniel», que les servía para cazar los animales del monte que tomaban esas aguas; lugar donde puse al día siguiente especias como regalo para ellos, los que unos días después habían recogido, respondiendo con unas hermosas bandas con lindosplumajes de pájaros y dos poronguitos con miel de abejas, juntamente con paquetes con maní envueltos en hojas de palmas, colocándolos en la choza. 
Este trueque, sin poderlos ver ni encontrarlos se alargaba hasta Marzo de 1877. Juzgando yo por este intercambio, que ellos deseaban entrar en relaciones amistosas, me animé con mi hermano Pablo, señor Ernesto Mühlenbruck, Don Tomas Seehaus, Don FranciscoRuffner de penetrar hasta sus paraderos, uniéndose al pasar por la hacienda «Carolina» Don Eliseo Schrader y seguimos nuestra marcha. Que para hacer en este momento una debida descripción sobre nuestra expedición de conquista de los infieles sería muy extensiva, por lo que me concreto y sólo diré que pasábamos de casa en casa de ellos, que vivían distantes unos de otros, sorprendidos unos yasustados otros por nuestra inesperada visita, que con buen tino, respondiendo a sus encuentros con amabilidad sin aspereza, con uno que otro regalo logramos su amistad, hasta el centro hoy «Oxapampa», regresando a los cuatro días de nuestro deseado y obtenido éxito, acompañado por un hijito que nos confió el Cacique «Illupiu» regresamos a nuestras familias que nos esperaban ya con inquietud; sosteniendoen seguida la amistad obtenida con ellos con obsequios y buen trato cuando venían a visitarnos, y esto siempre con otros infieles que no conocíamos del interior de la región, hasta el año 1881, que vino el Padre Fray Bernandino Conzales a visitar también a «Oxapampa», con el deseo de establecer una Misión en esta región viniendo para este fin, en el año 1883/84 el Padre Hermosa a querer formar laMisión en el lugar «Quillazú», pero tenía que huir viniendo sofocado y asustado donde nosotros a «Ranchería» diciéndonos de ser perseguido por los infieles, que después de un corto descanso prosiguió a la hacienda «Naranjal», cuando a corto tiempo vino un grupo de infieles en su persecución, a los que hicimos un alto, que después de convidarles algo les hicimos regresar. 
Al fin, en el año 1885...
tracking img