Historia de siglo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1666 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 20 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
y debe haber una serie de temas en los que mi desconocimiento es patente y
sobre los cuales he expresado puntos de vista discutibles.
Por consiguiente, este libro se sustenta en unos cimientos desiguales.
Además de las amplias y variadas lecturas de muchos años, complementadas
con las que tuve que hacer para dictar los cursos de historia del siglo xx a
los estudiantes de posgrado de la NewSchool for Social Research, me he
basado en el conocimiento acumulado, en los recuerdos y opiniones de quien
ha vivido en muchos países durante el siglo xx como lo que los antropólogos
sociales llaman un «observador participante», o simplemente como un viajero
atento, o como lo que mis antepasados habrían llamado un kibbitzer. El
valor histórico de esas experiencias no depende de que se hayaestado presente
en los grandes acontecimientos históricos o de que se haya conocido a
personajes u hombres de estado preeminentes. De hecho, mi experiencia
como periodista ocasional en uno u otro país, principalmente en América
Latina, me permite afirmar que las entrevistas con los presidentes o con
otros responsables políticos son poco satisfactorias porque las más de las
veces hablan atítulo oficial. Quienes ofrecen más información son aquellos
que pueden o quieren hablar libremente, en especial si no tienen grandes
responsabilidades. De cualquier modo, conocer gentes y lugares me ha ayudado
enormemente. La simple contemplación de la misma ciudad —por
ejemplo, Valencia o Palermo— con un lapso de treinta años me ha dado en
ocasiones idea de la velocidad y la escala de latransformación social ocurrida
en el tercer cuarto de este siglo. Otras veces ha bastado el recuerdo de
algo que se dijo en el curso de una conversación mucho tiempo atrás y que
quedó guardado en la memoria, por razones tal vez ignoradas, para utilizarlo
en el futuro. Si el historiador puede explicar este siglo es en gran parte por
lo que ha aprendido observando y escuchando. Espero haber comunicadoa
los lectores algo de lo que he aprendido de esa forma.
El libro se apoya también, necesariamente, en la información obtenida .
de colegas, de estudiantes y de otras personas a las que abordé mientras lo
escribía. En algunos casos, se trata de una deuda sistemática. El capítulo
sobre los aspectos científicos lo examinaron mis amigos Alan Mackay FRS,
que no sólo es cristalógrafo, sinotambién «enciclopedista», y John Maddox.
Una parte de lo que he escrito sobre el desarrollo económico lo leyó mi colega
Lance Taylor, de la New School (antes en el M1T), y se basa, sobre todo, en
las comunicaciones que leí, en los debates que escuché y, en general, en todo
lo que capté manteniendo los ojos bien abiertos durante las conferencias
sobre diversos problemas macroeconómicos organizadasen el World Institute
for Development Economic Research of the U.N. University (UNU/-WIDER) en
Helsinki, cuando se transformó en un gran centro de investigación y debate
bajo la dirección del doctor Lal Jayawardena. En general, los veranos que
pasé en esa admirable institución como investigador visitante tuvieron un
valor inapreciable para mí, sobre todo por su proximidad a la URSS y por suinterés intelectual hacia ella durante sus últimos años de existencia. No
siempre he aceptado el consejo de aquellos a los que he consulPREFACIO
Y AGRADECIMIENTOS 9
todo, e incluso, cuando lo he hecho, los errores sólo se me pueden imputar a
mí. Me han sido de gran utilidad las conferencias y coloquios en los que
tanto tiempo invierten los profesores universitarios para reunirse con suscolegas y durante los cuales se exprimen mutuamente el cerebro. Me resulta
imposible expresar mi gratitud a todos los colegas que me han aportado algo
o me han corregido, tanto de manera formal como informal, y reconocer
toda la información que he adquirido al haber tenido la fortuna de enseñar
a un grupo internacional de estudiantes en la New School. Sin embargo,
siento la obligación de...
tracking img