Historia de una profesion cap. 3 y 4

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1900 palabras )
  • Descarga(s) : 19
  • Publicado : 24 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
“Los maestros en la Revolución (1910-1919)”

El gobierno federal continúa con las políticas de formación y reclutamiento del magisterio establecido por el antiguo régimen. Los gobiernos de los estados, en cambio, adoptan tantas políticas como participación tuvieron en la revolución: hay estados en los que nada ocurre y otros en los que las escuelas primarias y normales fueron sometidas aintensas presiones por los conflictos políticos, que en ocasiones tuvieron como desenlace su clausura durante varios meses o años.

La mayoría de de los maestros no participaron en la lucha armada y siguieron trabajando sin importar para el gobierno que fuera, sin embargo algunos fueron víctimas de la política y padecieron desde el retraso temporal o indefinido de sus sueldas hasta el cese por habercolaborado con el enemigo; otros pocos participaron al lado de algún grupo revolucionario como ideólogos, escribanos, secretarios y consejeros de los jefes, organizadores y dirigentes de campesinos y obreros. En 1917 se suprime la SIPBA y las escuelas primarias se transfieren a los ayuntamientos del distrito y de los territorios federales. Este periodo termina con la huelga de los maestros delDistrito Federal (1929) que les reclamaban a los ayuntamientos el pago de sueldos atrasados y la reinstalación de aquellos que habían sido cesados por la incapacidad económica de los municipios.

En estos años la política pasó a ocupar un papel más importante
en la instrucción pública, especialmente en el reclutamiento del personal directivo y docente.

CONTINUIDAD Y CAMBIO

Durante larevolución, las políticas que se seguían para formar maestros eran una continuación del régimen Porfiriato pero con modificaciones.

El cambio más notable en la política para la formación de maestros fue la interrupción del antiguo proyecto para federalizar la enseñanza primaria, uniformándola en todo el país mediante la centralización, las asambleas nacionales de instrucción pública y el acuerdo entreel gobierno federal y los gobiernos de los estados.

El proyecto federalizador incluía la enseñanza normal como parte de la estrategia para construir un sistema nacional de educación primaria, al mismo tiempo que buscaba reorganizar las escuelas normales, e incluso la propia profesión, sobre bases comunes en toda la república.

El proyecto para federalizar la enseñanza normal se interrumpiópor los mismos factores que truncaron la federalización de la educación primaria: la Revolución mexicana, descentralizada en un principio, reforzó en el corto plazo la antigua resistencia de los estados para ceder parcial o totalmente sus sistemas locales al gobierno federal.

La interrupción del proyecto uniformador de la normal no fue el único cambio que sucedió con la Revolución, también huboalgunos intentos para reorientar la enseñanza normal, como los planes y programas de estudio.

Durante la revolución hubo profesores titulados normalistas y no normalistas; profesores titulados por los gobiernos de los estados y por los ayuntamientos y profesores sin título. Por lo que respecta a su estratificación externa, ésta se basó en su dependencia (federal, estatal, municipal) y en ellugar donde trabajaban. El regionalismo magisterial se acentúo principalmente en el DF, pues muchos maestros emigraban de s estados a la capital en busca de mejores condiciones profesionales o siguiendo a los jefes revolucionarios que habían ocupado la ciudad.

Al igual que en el Porfiriato, durante la Revolución, los pedagogos, ideólogos o dirigentes magisteriales esgrimieron sus conocimientos yhabilidades especializados como el principal argumento para reclamar el monopolio sobre los principales cargos directivos del ramo. Así se lo decían a quienes calificaban como intrusos en su territorio profesional: a los no normalistas y a los políticos. De esta manera, continuaba el patriotismo profesional del magisterio.

Este autor se atreve a afirmar que las escuelas normales fueron, al...
tracking img