Historia de vida

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1401 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
MI EXPERIENCIA CON LA MUERTE
Todos llegamos al mundo con la sentencia de que la vida es prestada y de que temprano o tarde moriremos. En el momento que nacemos, por obvias razones, no somos conscientes de ello, pero una vez lo entendemos esperamos que sea más tarde que temprano y que además sea resultado del proceso natural de la vida; los seres humanos nacen, crecen, se reproducen, envejecen ymueren.
En nuestros planes nunca está una enfermedad, un accidente, la intervención de alguien más o simplemente la predestinación a morir joven por el motivo que sea. Cuando nos toca, sea el caso propio o ajeno (pero muy cercano), entendemos y afirmamos el dicho de que la vida es prestada y de que nadie estará eternamente en el mundo.
Yo lo comprobé hace más de diez años. Estaba jugando con missobrinos en mi casa y en la sala estaba mi papá con unos amigos, como era costumbre un fin de semana estaban tocando guitarra y cantando guascas, boleros, rancheras y el tipo de música que según yo en esa época, sólo le gusta a los viejitos como mi papá, lo que no acostumbraban hacer era tomar y hasta donde tenía entendido no estábamos celebrando nada especial.
Me pareció extraño que mi mamá nose veía por ningún lado y mis hermanos mayores tampoco, cuando supe que estaban encerrados en la habitación principal entré y sorprendida por lo que vi me abrí paso entre mis dos hermanas, mi hermano y su esposa, me arrodillé frente a mi mamá y le pregunté qué era lo que estaba pasando, ella en medio del llanto intento secarse las lágrimas y esconder algo que no era muy evidente y con la vozentrecortada contestó que nada, que estaba muy indispuesta por el ruido que estaba haciendo mi papá afuera. A decir verdad no le creí, entonces mis hermanos y mi cuñada también estaban indispuestos por el ruido, además inmediatamente entré en la habitación todos intentaron disimular el llanto.
No pude hacer nada esa noche, quedaba claro que algo malo pasaba, pero no querían decirme qué era. Minutosdespués de haber salido de la habitación, estaba nuevamente toda la familia reunida aunque en el ambiente se notaba tristeza.
La sospecha de un cáncer me rondaba la cabeza, pero no tenía como confirmar absolutamente nada, frente al tema había una reserva absoluta. Pasaron varias semanas y con ellas cita tras cita, exámenes, ecografías y un deterioro en la salud de mi mamá que ya no podía esconderla realidad. En ese tiempo pude confirmar mis sospechas, pero de boca de alguien de mi familia nunca escuché que mi mamá tenía cáncer, creo que a propósito ella me llevaba a todas sus citas y exámenes, era su manera de contarme lo que estaba pasando, quería maquillar un poco esa realidad para que ante mis ojos no fuera tan fea, yo era su hija menor, la niña de la casa y tal vez intentabaprotegerme del dolor que me iba a causar su ausencia.
Había pasado aproximadamente un mes y medio desde el diagnóstico de su enfermedad y se había llegado una fecha que para todos, familiares y amigos, no podía dejarse pasar por alto y más teniendo en cuenta la situación actual de mi mamá. El 4 de noviembre del año 2000 era el cumpleaños número 49 de mi mamá, tal vez el último de su vida y qué mejorfecha que esa para hacerle saber lo importante que era para todos. Flores, detalles, serenata y la compañía de todos fue el regalo que decidimos darle, aunque para ella significó una despedida, además su deterioro físico no le permitió disfrutar ese día.
Cuando pasaron tres meses desde el diagnóstico, ya la enfermedad había logrado deteriorar física y mentalmente a mi mamá, los constantes vómitos ylas pocas sesiones de quimioterapia habían logrado un increíble cambio, la palidez y delgadez que ahora caracterizaban a mi mamá anunciaban que estaba muy cerca su final. Los intentos por buscar remedio a su enfermedad habían sido en vano.
En diciembre y mi mamá empeoró, su estómago se empezó a hinchar, por momentos alcanzaba a parecer una mujer embarazada, ojalá en ese momento su cuerpo...
tracking img