Historia del aeropuerto olaya herrera

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3308 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
HISTORIA DEL AEROPUESTO OLAYA HERRERA

DEL AERÓDROMO DE LAS PLAYAS
Los primeros vuelos
Los habitantes de Medellín no fueron ajenos a la fascinación que el acto de volar despertó en el ser humano desde siempre. Si en Europa y Norteamérica el esfuerzo de los pioneros de la aviación por desafiar la ley de la gravedad mediante aparatos voladores terminó en muchos huesos rotos y fierrosretorcidos, también aquí aportamos nuestra pequeña y trágica cuota.
En el mismísimo sector de la vital plaza de mercado de Guayaquil, palpitante corazón de la ciudad hasta los años sesenta del siglo pasado, el 30 de noviembre de 1923 una muchedumbre heterogénea de parroquianos de ruana y sombrero, de vendedoras de verduras, de niños descalzos, campesinas convertidas en prostitutas por el rigor de losnuevos tiempos urbanos, choferes de camiones de escalera, carniceros, vendedores de granos, tahúres y malandrines, contemplan absortos el intento de un hombre por elevarse hacia los cielos en un rudimentario globo de lona. Se confunden los olores de café, de aguardiente y de cerveza que exhalan las cantinas insomnes, de la carne de cerdos y novillos que cuelgan como el buey de Rembrandt, desollados,engarzados en ganchos de horror. El desdichado alcanzó a subir unos cuantos metros, apenas los suficientes para dar fatalmente en tierra con toda su humanidad, en medio de las exhalaciones generales de perplejidad. Obviamente pereció. Se llamaba Manuel Salvador Acosta. Cariñosamente lo apodaban Salvita . Su nombre correrá de boca en boca a partir de entonces, en las casas, en los barrios, en lospuestos de trabajo de quienes allí estuvieron, en esta página. El acontecimiento tuvo que ser publicitado. Como premonitoriamente, quien sería uno de los más prolíficos fotógrafos de la ciudad, don Gabriel Carvajal, presenció siendo un niño el acontecimiento. Lo registró mentalmente así:
“Mi primer recuerdo gráfico fue la caída de Salvita . Lo presencié desde la esquina del taller en la Alhambra.Vi cuando Salvita se colgó del trapecio. Salvita era el astronauta de esa época. El globo se enrolló, el tipo se vino abajo y cayó en la estación del ferrocarril.”
Por irónico que parezca, sería injusto no mencionar el hecho en una crónica sobre los primeros vuelos en Medellín.
Pero no fue necesario esperar hasta el 5 de julio de 1932, cuando don Gonzalo Mejía se bajó del Marichú en la pistade Las Playas para ver sobrevolar sobre este valle de sorpresas el primer avión. Por lo menos en dos oportunidades, tal cosa ya había ocurrido.
El periódico El Colombiano , en su edición del 28 de enero de 1913, comentó el vuelo de Geo Schmitt. El aeroplano decoló desde la finca La Pradera de don Roberto Medina, quien “generosamente la ofreció para el espectáculo”, “describió curvas en el aire”,“voló encima de la población varios minutos y en seguida regresó al punto de partida, donde aterrizó felizmente sin contratiempo alguno”. El señor Schmitt, una vez en tierra fue objeto de “vivas muestras de entusiasmo”, los espectadores lo acompañaron hasta la casa de don Roberto donde “fue obsequiado con un magnífico almuerzo”. De regreso a sus hogares, la gente comentaba, cuenta el cronista,“el heroico valor y la tranquilidad del joven aviador”. La reseña se remata, afirmando que “se dice en la calle que para el próximo domingo prepara un segundo vuelo en esta ciudad”.
Y siete años después, el 6 de septiembre de 1920, la historia más o menos se repite, pero con una variación: el piloto no era ni francés, ni alemán, ni gringo: como cosa rara, era antioqueño. Se llamaba FranciscoGonzález, y realizó vuelos sobre Medellín en un biplano de ruedas.
Las luchas por los aeropuertos de Medellín
Es lo primero que hay que decir. Los esfuerzos por dotar a la ciudad de la infraestructura necesaria para el decolaje y el aterrizaje de los diferentes modelos de aeronaves que se fueron sucediendo desde comienzos del siglo pasado hasta hoy son varios, sostenidos, difíciles. En este...
tracking img