Historia del derecho comercial

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (774 palabras )
  • Descarga(s) : 9
  • Publicado : 4 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LAS DOS CARAS DEL ALCALDE

Maria Alejandra Guarnizo Nieto
Técnicas de la Comunicación I
2010

Este ensayo se basa en el libro “La mala hora” de Gabriel García Márquez y en el transcurso deéste quiero demostrar la corrupción del Alcalde en el ejercicio de su labor.

El Alcalde llegó a estar en este cargo inducido por la orden de someter al pueblo a cualquier precio en compañíade tres personas con profesión de asesinos, personas que llegaron a ser sus policías. Una casualidad es que justamente tres policías asesinaron al juez del pueblo, quien tiempo atrás había dicho que seiba a encargar de garantizar la pureza del sufragio, precisamente es aquel nuevo extraño quien se monta al poder.

En el inicio del libro se habla del asesinato de Pastor a manos de CésarMontero, trámite que queda en manos del Alcalde que también se desempeña como Teniente. Durante éste se ve notoriamente “la otra cara del Alcalde” y su sarta de mentiras.

Presiona a César pormedio del ayuno con el objetivo de que le compre su propia libertad, aprovechándose de su poder encuentra en aquel trato una oportunidad de riqueza.

A lo largo de la historia se muestra que elAlcalde era un hombre tosco; incluso enfermo (dolor de muela) no dejaba de tratar mal a las personas, todo lo conseguía enfundando terror, a las malas, con un poder nada democrático. Su gobierno parecíamás bien una monarquía.

Este comportamiento y en general la manera de actuar del Alcalde no lo desconocía el pueblo, desde luego la mayoría de sus habitantes eran de la oposición,sencillamente que eran reservados y lo seguían más por miedo que por gusto, pero como en todo lugar hay voceros que representan a sus congéneres, éste no era la excepción.

El Peluquero, el Dentista eincluso el Médico, entre otros, representaban las voces de todos los que pensaban que ese nuevo gobierno no era nada bueno. Ese deseo unánime lo conocía muy bien el Alcalde, incluso reconocía que el...
tracking img