Historia Del Mas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1393 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de febrero de 2013
Leer documento completo
Vista previa del texto
Haciendo política / Hoy, Partido Obrero
Vivir en un plan de lucha permanente

Con una estructura muy organizada, la agrupación trotskista tiene gran inserción en las universidades y códigos especiales de militancia

Por Gabriel Sued | LA NACION
Ver comentarios


El periódico Prensa Obrera es una fuente de ingreso y una referencia ideológica; para ser militantes pasan un período deprueba.

Él tiene 25 años, viste jeans gastado y una camisa con botones desprendidos. Ella, de 16, lleva el uniforme del colegio, de chomba blanca y pollera tableada gris. Él la mira directo a los ojos. Ella hace como que no lo ve. Él tiene labia, pero usa palabras difíciles. Ella parece no interesarse. Pasan cinco minutos, diez. Pero él no se rinde y, al final, sucede lo impensado: ella juntaunas monedas y paga; él se va con una sonrisa.

Pablo Giachello, empleado del Indec y militante del Partido Obrero (PO), acaba de vender un ejemplar de Prensa Obrera, el periódico de la agrupación. "Para nosotros, la prensa es una herramienta de militancia, y la calle, un sinónimo de lucha", explica, mientras camina entre los estudiantes que marchan hacia la Plaza de Mayo, para conmemorar LaNoche de los Lápices. Es la primera de tres manifestaciones de las que participa el partido en tan sólo cinco días.

Ubicado siempre en el extremo izquierdo del abanico ideológico, el PO hoy lidera el Frente de Izquierda (FIT), una de las agrupaciones que el año pasado superó la barrera de las primarias y compitió en las generales. Todo un récord para el trotskismo. Jorge Altamira, fundador ylíder del partido, superó el medio millón de votos (2,3%) y relegó al último lugar a Elisa Carrió.

Pero la pelea electoral sólo es una faz de PO, máximo exponente de una izquierda clasista que postula como objetivo final liderar una revolución proletaria que tome el poder e instaure un sistema socialista. En el camino, sus dirigentes viven en un permanente "plan de lucha", que tiene a lasuniversidades y a las bases gremiales como principales campos de batalla.

En el cruce de esos frentes se desempeñó Mariano Ferreyra, el militante del PO asesinado en Barracas por una patota de la Unión Ferroviaria, el 20 de octubre de 2010. A menos de dos años de su muerte, "Mariano" es el mayor símbolo de militancia del partido, que se encargó de estampar su cara en remeras, banderas y murales, y queconvirtió el reclamo de justicia en una objetivo irrenunciable.

En ésa y otras batallas, el PO muestra características que lo distinguen del resto de las agrupaciones, en especial de las que tienen cargos en el Estado: es un partido férreamente estructurado, financiado por el aporte de sus integrantes, con un discurso unificado y una militancia intensa y comprometida.

Abierto a los"simpatizantes", el partido es más exigente para otorgar el estatus de "militante": se debe superar un período de prueba de tres meses, participar de un mínimo de dos actividades por semana, y discutir el periódico en las reuniones de círculo de base, la unidad organizativa más pequeña en la estructura de la agrupación. Cada militante debe aportar además un monto cercano al 5 por ciento de sus ingresos("cotizar", en la jerga partidaria). En el caso de los pocos dirigentes que ocupan cargos institucionales (un diputado provincial en Salta, tres concejales en esa provincia y un concejal en Santa Fe), el aporte es mayor: cobran el equivalente a una canasta básica y donan el resto al partido.

Muy selectivo a la hora de construir alianzas, dirigentes de otras fuerzas de izquierda coinciden enatribuirle al PO un "fuerte sectarismo" y una "excesiva rigidez". "Cuando te autodefinís como la vanguardia esclarecida del proletariado, resulta difícil el acercamiento con otras fuerzas", opina la diputada Alcira Argumedo (Proyecto Sur), que, sin embargo, no escatima elogios a la "capacidad de crecimiento" del partido, y a la "nobleza" y "coherencia" de sus militantes.

Néstor Pitrola, empleado de...
tracking img