Historia general de las drogas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 217 (54127 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
L




HISTORIA GENERAL DE LAS DROGAS
«De la piel para dentro empieza mi exclusiva jurisdicción. Elijo yo aquello que puede o no cruzar esa frontera. Soy un estado soberano, y las lindes de mi piel me resultan mucho más sagradas que los confines políticos de cualquier país.»


Anónimo contemporáneo

PRÓLOGO
MAGIA, FARMACIA, RELIGIÓN
LA PROHIBICIÓN: PRINCIPIOS Y CONSECUENCIASFÁRMACOS DE PAZ
OPIO
MORFINA
CODEÍNA
HEROÍNA
TRANQUILIZANTES «MAYORES»
TRANQUILIZANTES «MENORES»
SOMNÍFEROS
VINOS Y LICORES
FÁRMACOS DE ENERGÍA
COCAÍNA
ANFETAMINAS
CAFEÍNA
FÁRMACOS VISIONARIOS
MDMA o ÉXTASIS
MARIHUANA
HASCHISCH
MESCALINA
LSD
ERGINA
HONGOS PSILOCIBIOS Y SUS ALCALOIDES
FÁRMACOS RECIENTES
AYAHUASCA, IBOGA, KAWA
EPÍLOGO















PRÓLOGO

Laedición mediante tratamiento digital de la obra, y su concienzuda revisión (y en ciertos casos reestructuración) por parte de Guillermo Herranz y Cristina Pizarro, me ha permitido cumplir el deseo -hasta ahora insatisfecho- de corregir casi todas las erratas, rectificar y purificar el aparato crítico, hacer insertos aquí y allá, cambiar apreciaciones, casi doblar -actualizando- la bibliografía y,en definitiva, ponerle punto final a un trabajo que quedaba inconcluso mientras tanto, al menos para el público que busca información ordenada y conceptos precisos.
A diferencia de la versión en formato de bolsillo, que seguirá publicando Alianza Editorial en tres volúmenes, esta versión ilustrada en uno solo se cierra con un Apéndice que examina las principales drogas descubiertas, tantolícitas como ilícitas. Publicada hace algunos años en forma de libro independiente1, esta parte estuvo siempre incluida en el proyecto original de la obra, aunque el hecho de redactarse algo después hizo que no cupiera en el proyecto de Alianza, y terminase apareciendo aislada. Es una alegría poder incorporarla ahora en forma de última sección del libro, ya que presenta la obra tal como fue concebida o,si se prefiere, entera.
No ha sido muy común aunar lo teórico y lo práctico en materia de drogas, y eso explica quizá algunas peripecias que acompañaron la composición de Historia general de las drogas. En 1988 -siendo ya titular de Sociología- la Audiencia de Palma me condenó a dos años y un día de reclusión, al considerarme culpable de narcotráfico. La pena pedida por el fiscal -seis años- seredujo a un tercio, pues a juicio de la Sala el delito se hallaba «en grado de tentativa imposible». Efectivamente, quienes ofrecían vender y quienes ofrecían comprar -por medio de tres usuarios interpuestos (uno de ellos yo mismo)- eran funcionarios de policía o peones suyos. Apenas una semana después de este fallo, la Audiencia de Córdoba apreciaba en el mismo supuesto un caso de delitoprovocado, donde procede anular cualesquiera cargos, con una interpretación que andando el tiempo llegó a convertirse en jurisprudencia de nuestro país.
Receloso de lo que pudiera acabar sucediendo con el recurso al Supremo -en un litigio donde cierto ciudadano alegaba haber sido chantajeado por la autoridad en estupefacientes, mientras ella le acusaba de ser un opulento narco, que ocultaba su imperiocriminal tras la pantalla del estudioso- preferí cumplir la condena sin demora. Como aclaró entonces un magistrado del propio Supremo, el asunto lo envenenaba el hecho de ser yo un portavoz del reformismo en la materia, notorio ya desde 1983. Dado el caso, absolver sin condiciones incriminaba de alguna manera al incriminador, y abría camino para exigir una escandalosa reparación.
Tras algunasaveriguaciones, descubrí que en el penal de Cuenca -gracias a su comprensivo director- me concedían las tres cosas necesarias para aprovechar una estancia semejante: interruptor de luz dentro de la celda, un arcaico PC y aislamiento. Durante aquellas vacaciones humildes, aunque pagadas, se redactaron cuatro quintas partes de esta obra. Naturalmente, había ingresado en el establecimiento con no pocos...
tracking img