Historia y bicentenario

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1329 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Siempre aliada de las fuerzas conservadoras, la jerarquía católica mexicana de hace dos siglos maldijo y degradó al cura MIGUEL Hidalgo. Ahora, de manera oportunista, exige participar en las celebraciones del Bicentenario de la Independencia, para promover una visión de la historia afín a sus intereses.
HONORABLE AUDITORIO.-SEÑORES Y SEÑORAS, JOVENES ALUMNOS.-PUBLICO EN GENERAL:

ME PERMITOEXPONER ANTE USTEDES ALGUNOS DATOS CURIOSOS SOBRE LA INDEPENDENCIA.
VOY A HABLAR:
Sobre la Excomunión de DON Miguel Gregorio Antonio Ignacio Hidalgo y Costilla Gallaga Mandarte.-
1. El 24 de septiembre de 1810, Manuel Abad y Queipo, Obispo electo de Michoacán, promulgó un edicto de excomunión para el cura Miguel Hidalgo. Irónicamente, entre los argumentos utilizados por Abad y Queipo no seencontraba el tomar las armas siendo sacerdote, encabezar el movimiento rebelde; tampoco el “seducir” a la gente para unirse a la causa insurgente, ni mucho menos el saqueo o las matanzas que había permitido.
2. Abad y Queipo no podía excomulgar a Hidalgo por haber iniciado la guerra de Independencia debido a que reconocía como causa justa “el derecho a oponerse al tirano”, doctrina sostenida por lospropios teólogos españoles del siglo XVI, como Francisco de Vitoria y Francisco Suárez, en los que se había inspirado el propio Hidalgo.
3. Al momento de iniciar la guerra de independencia no había monarca español, la península ibérica estaba invadida por los franceses y la corona estaba en manos del usurpador José Bonaparte por lo que la lucha del cura Hidalgo en principio tenía justificación:era contra “el mal gobierno” y en defensa de la “santa religión”. Al levantarse en armas para defender la patria y la religión, Hidalgo encabezaba una causa, teológicamente justa, por la cual no podía ser excomulgado.
4. Para Abad y Queipo era necesario excomulgar a Hidalgo a como diera lugar, no por una cuestión teológica, sino por algo más pragmático: evitar que más gente se sumara almovimiento insurgente. La excomunión tenía como fin último provocar miedo en la población, hacer dudar a los insurgentes de seguir a un hereje condenado a las llamas del infierno como lo sería Hidalgo bajo la excomunión.
5. Bajo esta lógica, Abad y Queipo encontró una MANERA para poder excomulgarlo, y lo hizo “por haber atentado contra la persona y libertad del sacristán de Dolores, del cura de Chamacueroy de varios religiosos del convento del Carmen de Celaya”. Hidalgo fue excomulgado simplemente por atentar contra la inmunidad eclesiástica, por haberse atrevido a tocar a otros sacerdotes, no obstante que ni siquiera hubo maltrato.
6. La excomunión de Hidalgo SEGÚN LA IGLESIA no fue legítima. De acuerdo con el derecho canónico, la facultad de excomulgar está reservada solamente a los obisposconsagrados, Abad y Queipo era obispo electo por lo que no podía hacerlo. Sin embargo, cuando los insurgentes entraron a Valladolid, en octubre de 1810, luego de que Abad y Queipo huyera, el canónigo Mariano Escandón y Llera, levantó la excomunión lanzada contra Hidalgo. Al igual que Abad y Queipo, Escandón tampoco tenía facultades para hacerlo. ¡SIN EMBARGO LA HICIERON!
El proceso degradatoriodel cura Hidalgo se llevó a cabo el 29 de julio de 1811 en una de las salas del Hospital Real de Chihuahua, y consistió en rasparle con un cuchillo la piel de la cabeza, las palmas de las manos y las yemas de los dedos para arrancarle, simbólicamente, el orden sacerdotal. A continuación lo despojaron de sus ornamentos religiosos y le quitaron la sotana, para después entregarlo al gobierno españolpara que lo fusilara, sin ninguna de las prerrogativas y beneficios eclesiásticos en que antes se amparaba cualquier reo.
El juez militar, Ángel Abella, reunió todas las «evidencias» que se le presentaron para demostrar la culpabilidad de Hidalgo. De esa manera, tanto las preguntas-acusaciones referentes a la fidelidad al rey y a la patria, como las relativas a la obediencia a las autoridades...
tracking img