Historia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (492 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Un jurado
concede al demandante un millón de dólares. El jurado de otro estado
se vuelve loco y fija la indemnización por daños en veinte millones. Es
un juego de dados. Y entonces prefieresllegar a un acuerdo. Tal como
estás aprendiendo rápidamente, los abogados de las acciones
conjuntas cobran porcentajes netos, y, por consiguiente, es fácil llegar
a un acuerdo con ellos.
¿Cuánto puedepermitirse pagar Ackerman?
-Están asegurados en por lo menos trescientos millones de dólares.
Y tienen unos quinientos millones de dólares en efectivo, casi todos
ellos generados por el Dyloft. Enel banco ya están apretándoles las
tuercas, pero, si yo mandara, decidiría pagar mil millones. Y lo haría
muy rápido.
-¿Lo hará rápido Ackerman?
-No me han contratado, y, por consiguiente, esosignifica que no son
muy listos. Llevo mucho tiempo estudiando esta empresa, y no son
demasiado inteligentes. Como a todos los fabricantes de
medicamentos, las demandas los horrorizan.
-No tepreocupes. Dentro de un año serás todavía más rico.
-Conque un año, ¿eh?
-Es lo que calculo. Primero hay que engordar a los abogados.
Walker-Stearns pondrá a trabajar en el caso a cincuenta asociados
conlos contadores a toda marcha. La acción conjunta del señor Worley
vale cien millones de dólares para los propios abogados de Ackerman.
A la mañana siguiente, el Times y el Post publicaron unosbreves
reportajes sobre la demanda colectiva contra el Dyloft en la primera
página de su sección de economía. Ambos mencionaban el nombre de
Clay, lo que en éste produjo una emoción íntima que saboreódiscretamente.
UN NOVATO SE ENFRENTA CON LOS PODEROSOS LABORATORIOS
ACKERMAN.
Al lado figuraba una caricatura informatizada de un sonriente Clay
Carter. El primer párrafo decía lo siguiente:«Hace menos de dos
meses, el abogado del Distrito de Columbia Clay Carter desarrollaba
una dura labor en el ámbito del sistema judicial de la ciudad como uno
más de sus muchos anónimos y mal pagados...
tracking img