Historia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 114 (28374 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 9 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
CAPTITULO SEGUNDO
REFORMAS DEL SISTEMA DE PENSIONES EN AMERICA LATINA

COTEXTO JURIDICO Y SOCIAL DE LAS REFORMAS EN ARGENTINA

Una amplia y acertada definición jurídica de la seguridad social es la esbozada por el jurista argentino, doctor D. Julio Grisolla, en su libro Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social, entendida como “el conjunto de normas jurídicas que regulan laprotección de las denominadas contingencias sociales, como la salud, la vejez, la desocupación, etcétera”. Es decir, atiende a la protección social del individuo desde su concepción hasta, incluso, después de su fallecimiento.

El desarrollo del derecho de la seguridad social (SS) argentino se ha nutrido de las siguientes fuentes: Constitución Nacional (CN); tratados internacionales, leyes,decretos y resoluciones; convenios de seguridad social, corresponsabilidad, colectivos de trabajo y principios de la seguridad social; doctrina, jurisprudencia; y usos y costumbres.

Así mismo, han quedado plasmados al menos los siguientes principios dentro del ámbito de la seguridad social, a saber: dignidad, libertad, solidaridad, obligatoriedad, inmediatez, universalidad, integridad,subsidiariedad, igualdad y unidad de gestión. Ninguno de ellos es desconocido por país alguno, aunque puedan existir ligeras, alteraciones de orden ideológicas y de medios para su consagración.

Constitución Nacional y Seguridad Social

La Constitución Nacional constituye la primera fuente obligada de la seguridad social.

La CN consagra en el párrafo tercero del artículo 14 bis underecho individual, fundamental para nuestra materia:

El Estado otorgará los beneficios de la seguridad social, que tendrá carácter de integral e irrenunciable en especial, la ley establecerá: el seguro social obligatorio, que estará a cargo de entidades nacionales o provinciales con autonomía financiera y económica, administradas por los interesados con participación del Estado, sin que puedaexistir superposición de aportes; jubilaciones y pensiones móviles; la protección integral de la familia la defensa del bien de familia; la compensación económica familiar y el acceso a una vivienda digna..

El texto no constituye una fuente formal del derecho de seguridad social, atenta que se limita a declararlo y para el caso, la declaración no resulta operativa o de aplicación directa,sino que necesita obligatoriamente de un plexo normativo que organice el sistema, individualizando derechos y procedimientos de aplicación.

La enumeración contenida en el artículo 14 bis, párrafo 3o, pareciera no corresponder a un gran rigor conceptual, citando en un mismo nivel, prestaciones, procedimientos, bienes a proteger, programas; pero se fija pautas de incontestable observancia:irrenunciabilidad de la protección, autonomía financiera de los órganos de aplicación, y administración participada.

Una interpretación de ese artículo nos conduce a afirmar que la CN consagra un derecho a la seguridad social, integral e irrenunciable para todos los habitantes, asumiendo el Estado la obligación de brindar las prestaciones que lo hagan efectivo, y por otra parte,previendo como un programa a cumplir por medio de la ley, la atención a las contingencias de la vejez, invalidez, muerte, cargas de familia, y vivienda digna para sus habitantes.

Por otra parte, la reforma constitucional del año 1994 incorporó una serie de tratados internacionales sobre derechos humanos en su nuevo artículo 75, inciso 22, de contenido sustancial en materia de derechos y garantíasde la SS.

Algunos de estos tratados internacionales ya integraban el derecho interno argentino, mediante la ratificación legislativa. Sin embargo, es a partir de la reforma constitucional de 1994 que se les confiere jerarquía constitucional.

Además, tanto el inciso del artículo citado como el inciso 24 del mismo, han dejado abierta la posibilidad para incorporar —en el...
tracking img