Historia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1193 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de diciembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA HERBOLARIA
La herbolaria desde hace siglos se usa para atender enfermedades y su costo es menor que el de los fármacos, pero el rechazo de quien los sustentaron criterios científicos en las universidades margino su uso como recurso para prevenir y mejorar la salud, ya que no hubo investigaciones sistemáticas para detectar sus principios activos.
La malva, la salvia, el romero, el paico,la pasionaria, el tilo, el aloe-entre otras plantas-fueron fueron mencionadas en el foro medico donde, como conclusión mas importante en este tema surgió la necesidad de modificar actitudes y criterios frente a esta posibilidad de cuidar la salud.
Según Var der Heyde, en misiones se emplean en atención primaria, comenzando por la higiene ara la cual se enseña a elaborar jabones se sebomezclando hierbas. También se utilizan en nutrición, indicando las propiedades alimenticias de vegetables como las semillas de zapallo y sandia y las hojas de mandioca, y el tratamiento de algunas patologías con el control medico de un registro. En la actualidad, muchas personas confían plenamente en remedios caseros provenientes de la época prehispánica; por ejemplo, es una practica común beber algún tepara aliviar un malestar. Efectivamente, las sustancias que contienen las plantas con las que tienen los tés pueden ayudar al organismo a restablecer su adecuado funcionamiento.
Sin embargo, la cantidad de sustancias en inferior a la que tienen los medicamentos industriales, por lo cual su acción no es tan efectiva en muchos casos. Los antiguos mexicanos utilizaban plantas para curar y conformeobservaban iban considerando las cantidades que habrían de utilizar.
LA INQUISICION EN MEXICO
Una vez consumada la conquista los Reyes Católicos dispusieron establecer en tierra americana todas las leyes e instituciones vigentes en España, entre ellas Santo Tribunal de la Fe. En 1571 llegó a la Nueva España don Pedro Moya de Contreras en calidad de Inquisidor Mayor. El cuatro de noviembretodos los habitantes de la ciudad de México de doce años en adelante fueron convocados a la Iglesia Mayor, para oír misa, sermón y prestar Juramento de la Fe bajo pena amenaza de excomunión en caso de no asistir. Ese día y en ese lugar el secretario Pedro de los Ríos leyó las provisiones y mandatos del rey Felipe II, para que el Santo Oficio recibiera "el auxilio y favor del brazo real." Actoseguido, fueron leídos el resto de los documentos que legitimaban el establecimiento de esta institución y se tomó juramento al pueblo todo para que denunciase a los herejes y prestara apoyo incondicional al Santo Oficio. Se dio un plazo de seis días para que toda persona que se hallara con cargos de herejía hiciera sus confesiones y manifestara contrición y arrepentimiento para salvarse de la cárcel,la pena de muerte o confiscación de bienes. Sin embargo, el Santo Oficio despertó una oleada de pánico. No era necesaria una denuncia formal para que alguien fuera procesado por en Santo Oficio, cualquier rumor o carta anónima era suficiente para que se iniciase el juicio. Los juicios se llevaban al cabo en sitios públicos con lujo de crueldad pero el Tribunal del Santo Oficio nunca anunciaba niejecutaba sentencias y entregaba a los reos a la autoridad secular para que actuara en consecuencia. En el edificio que ocupó el Tribunal del Santo Oficio, al subir la escalera había una inscripción que decía: "Siendo Sumo Pontífice Clemente XII; Rey de España y de las Indias Felipe V; inquisidores generales sucesivamente los sexmos señores D. Juan de Camargo, obispo de Pamplona, y D. Andrés Orbe yLarrentegui, arzobispo de Valencia: inquisidores actuales de esta Nueva España los señores licos. D. Pedro Navarro de Isla, D. Pedro Anselmo Sánchez de Tagle, y D. Diego Mangado y Clavijo, se comenzó esta obra, a cinco de Diciembre de 1732 y se acabó en fin del mismo mes de 1736 años a honra y gloria de Dios, y tesorero Don Agustín Antonio Castrillo y Callantes". El Tribunal del Santo Oficio...
tracking img