Historia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1785 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Me sentía atrapado, confundido, presentía que esto era más que un simple sueño; y a diferencia de una pesadilla, no era algo que me atemorizara, al contrario, era algo que me tenía fascinado. Alastor me preguntaba si no estaba volviéndome loco, siempre le respondía que probablemente lo estaba desde hacía tiempo atrás. Mi nombre es Oliver Delain, mi historia desde niño ha sido un poco complicada.Provengo de una familia de clase media, Alizee y Nikolas es el nombre de mis padres.
A los 7 años inicié la escuela, un día como cualquier otro para mi, sin embargo lleno de experiencias gratas y memorables. Allí conocí a Odeth y Anoushka, dos chicos sencillos y que a simple vista parecía agradarles; corrían las semanas y mi amistad con los chicos crecía cada vez más, tanto que Anoushkaparecía agradarme más de lo normal, sin embargo no presté atención a ello. Papá solía molestarme con esta situación que sacaba color a mis mejillas, es mi mejor amiga, -le respondía entre voz susurrante-. Estabamos a punto de culminar nuestro primer año escolar, era una felicidad para todos saber que no habrían mas tareas y complicaciones para disfrutar de nuestros juegos; Papá había prometido quesi obtenía buenos punteos me obsequiaría un buen regalo, y así lo cumplió, mi esfuerzo obtuvo su recompensa al fin y al cabo.
Corrian los años y cada uno era mejor que el anterior; ya tenía 11 años de edad y nuestro lazo de amistad con los chicos seguía vigente. Como cualquier día común iniciamos nuestras clases a las 7:00 a.m., disfrutábamos de nuestro receso, cuando todo a nuestro alrededorse derrumbaba; todo mundo corría de un lado a otro. Veía luces y objetos explotar en el cielo, no entendía lo que pasaba; Eva, mi maestra, tomó mi brazo fuertemente y casi arrastrándome y corriendo como podía nos ocultamos bajo un escritorio con temor a que algo pudiera pasarnos. Fueron los 45 minutos más eternos de mi vida, cuando todo terminó la maestra me explicó que se trataba de una guerrainterna; le dije que no entendía –es gente mala que quiere hacernos daño- respondió.
Salí corriendo, tropezando y llorando entre los escombros en busca de Odeth y Anoushka los encontré bajo una mesa, grité como pude su nombre. Estaban inmóviles, pensé que era el pánico del momento y me acerque a ellos, pero no parecían responder a mis estímulos; ahora entendía todo, aquellas personasdesagradables habían arrebatado la vida a mis amigos –grité eufóricamente entre llanto y amargura-. Eva corrió hacia a mí y dijo que no podíamos hacer nada por ellos, debíamos buscar un lugar seguro y esperar a que todo terminara. Eran ya las 4:00 p.m. y todo parecía ya tranquilo, le pregunte a Eva por mis padres, si sabía si vendrían por mí rápido; -no hemos tenido comunicación con tus padres-respondió, de momento nos quedaremos en un albergue. Pasaban los días, y no sabía nada de mis padres. Llego Eva entre lagrimas susurró a mi oído “lo siento mucho”, ¿Qué sucede? Pregunté, me informaron que tus padres perdieron la vida -Dijo- No podía creer lo que escuchaba, no solo había perdido a mis mejores amigos, sino también, perdí a mis seres más amados; no pude soportarlo y desmayé.

Abrímis ojos, sentía mi cuerpo tan ligero como una pluma, ¿Dónde estoy? –Pregunté-. No recuerdas nada me preguntó un elegante señor vestido de blanco, No –le dije-. ¿Cómo te llamas? Peguntó, sin vacilar respondí “Mi nombre es Androth Ariel”, mientras me retorcía para ver la otra persona que estaba haciendo presencia en la habitación; era una mujer ya mayor quien tenía una expresión de asombro en surostro. Parece que esto es peor de lo que creí respondió, Mi nombre es Alejandro y soy Médico –dijo- y tú estás aquí porque hace 4 años sufriste un shock emocional y caíste en coma, parece que en el proceso perdiste la memoria; pero no te preocupes estamos aquí para ayudarte a recuperar tu vida. La mujer mayor se acercó a mí y tomó mi mano, preguntándome, ¿no me recuerdas? –lo siento- le...
tracking img