Hitler gano la guerra

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 298 (74419 palabras )
  • Descarga(s) : 11
  • Publicado : 19 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
WALTER GRAZIANO

Hitler ganó la Guerra

Walter Graziano nació en 1960 en la Argentina. Se graduó de economista en la Universidad de Buenos Aires. Hasta 1988 fue funcionario del Banco Central de su país y recibió becas de estudio del gobierno italiano y del Fondo Monetario Internacional para estudiar en Nápoles y Washington DC. Desde 1988 colaboró con medios gráficos y audiovisualesargentinos en forma simultánea a su profesión de consultor económico. En 1990 publicó Historia de dos hiperinflaciones y, en 2001, Las siete plagas de la Argentina, libro que preanunció la debacle económica y política de su país. Desde 2001 Graziano se encuentra abocado a los temas de esta obra, sus antecedentes históricos y cuestiones colaterales.

No importa que nos odien, siempre que en la mismamedida nos teman. CALIGULA

2

índice -Prólogo -1.NASH: LA PUNTA DEL OVILLO -2.EL PROBLEMA DEL PETRÓLEO -Haciendo un poco de historia -Energía y Poder -Muy cerca del techo -Mirando para otro lado -¿Un Mundo Feliz? 3. 11 DE SEPTIEMBRE Y EL MITO DE LAS GUERRAS JUSTIFICADAS -Treinta Dineros -Osama en la era de Clinton -En el Nombre del Padre de Bush -George de Arabia 4. LA DINASTÍA BUSH, CLINTON YCÍA -Poppy -Prescott ("Gampy"), el Socio de Hitler -Clinton, el socio del silencio -Billy the Kid 5. EL GOBIERNO DEL MUNDO: EL CFR -El Poder en el Mundo: El enigmático CFR -Bilderberg y la Comisión Trilateral -El Rol de los Intelectuales -El Nuevo Orden Mundial 6. MECANISMOS DE CONTROL -La CÍA y el FBI -La guerra de Víetnam -La CÍA y el Vaticano -La CÍA en las Universidades -Los OrganismosInternacionales 7. PODER Y SOCIEDADES SECRETAS -La Orden -Nociones de Hegel -El Origen de La Orden -Thule Gessellschaft -Palabras finales -La Bomba de Tiempo de Wall Street -Agradecimientos

Prólogo Apenas comencé a realizar las investigaciones preliminares para escribir este libro, caí en la cuenta de que la vastedad del tema me imponía la necesidad de encontrar colaboradores. Por lo tanto, decidícontratar a estudiantes y graduados en disciplinas humanísticas. Una de las primeras personas que acudieron a las entrevistas de trabajo era una licenciada en historia, recién graduada, con excelentes calificaciones. A través del diálogo inicial, pude entrever la sólida formación histórica y cultural que poseía para este trabajo. Se trataba además de una persona con otras cualidades: inteligencia ysagacidad. Resolví, entonces, tomarle la real prueba de fuego. Le acerqué una información de las muchas que el lector va a encontrar en este libro. La recién graduada comenzó a leerla en silencio. Mientras tanto, yo la observaba, y veía cómo se iba sonrojando y los ojos se le entornaban, no sé si de furia o de incredulidad. Cuando terminó la lectura del texto me miró. Con voz entrecortada, y un pocomareada, defendió lo que hace instantes consideraba un saber poco menos que inexpugnable: "La historia no debe escribirse hasta mucho tiempo después de que ocurran los acontecimientos", dijo con el tono de una lección aprendida de memoria. Opté entonces por acercarle más información, más abundante en datos. Esta vez se puso lívida. Ensayó una respuesta menos estructurada, pero aún se defendía delo que bien podía considerar tan horroroso como incongruente con respecto a lo que le habían enseñado arios y años. Ante tal tibia defensa, opté por presentarle más material. Se rindió, y sólo dijo: "Si eso es verdad, ya no sé qué pensar". Le expliqué, entonces, que el concepto de que era necesario dejar pasar bastante tiempo antes de escribir la historia era aplicable a la época en que latecnología hacía imposible escribirla con buena dosis de rapidez y exactitud. Obviamente Heródoto debió tardar mucho tiempo en juntar el material para su obra. No es de esperar que Suetonio tuviera al alcance de la mano la información para escribir la vida de doce césares. Pero ya en nuestros días algo había comenzado a cambiar: Arnold Toynbee y Paul Johnson estaban escribiendo historia (posiblemente...
tracking img