Hjkjhf

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 17 (4157 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Una serie del padre Juan Manuel Galaviz, SSP
A SALVO EN EL “AGUA ENVENENADA”, DE FERNANDO BENÍTEZ
Fernando Benítez, siempre tan preocupado por escrutar la realidad mexicana, traza en El agua envenenada[1] la versión novelesca de un hecho acontencido en 1959: la rebelión de un pueblo contra las arbitrariedades de un cacique.
El escenario de los acontecimientos es Ciudad Hidalgo, pobladoimportante del Estado de Michoacán; en la novela aparece con su antigua denominación de Tajimaroa. Los nombres de las personas que tuvieron parte en los hechos, en algunos casos están ligeramente camuflados (por ejemplo, don Aquiles de la Peña se transforma en Ulises Roca); en otros casos los personajes llevan el nombre de las figuras en que se inspiran. Y hay también personajes totalmente ficticios,como es natural en una novela aun cuando se basa en hechos reales.
La estructura de la obra es lineal, no dividida en capítulos, sino en pequeños cuadros o secciones, 53 en total. La narración es ágil e intensa, con un marcado crescendo a partir sobre todo de la sección 34, cuando comienza a difundirse el rumor de un envenenamiento del agua por parte del cacique.
Tres son los protagonistasprincipales de la novela:
Ante todo un personaje colectivo: el pueblo mismo de Tajimaroa, que se deja arrastrar por el infundio y desahoga con violencia su exasperada condición de oprimido. Nos encontramos aquí con una moderna interpretación de Fuenteovejuna.
Otro protagonista es el ya mencionado Ulises Roca, el aplastante señor de la comarca, que impone su voluntad mediante la inicua política de lastres “pes”: “plata para los amigos, palo para los descontentos, plomo para los enemigos”. Derribado finalmente, paga con su sangre la deuda contraída por sus propias atrocidades.
Y es también protagonista el señor cura de Tajimaroa, en quien descubrimos el dramático conflicto del sacerdote que debe salvaguardar los derechos naturales del hombre sin traicionar los principios del Evangelio. En bocade este sacerdote pone Benítez la narración. Las cuatro escenas con que comienza la obra nos lo presentan después de los hechos, llamado por su Arzobispo para que dé cuenta de tales sucesos: si ha tenido o no parte en el azuzamiento del pueblo; si ha obrado con valentía y prudencia para impedir el derramamiento de sangre; y, en fin, si tiene algo que exponer en su propio descargo, puesto que elpueblo se queja de él, como se quejan los familiares de las víctimas, y aun las autoridades civiles…
¿QUÉ SUCEDIÓ EN TAXIMAROA?
De la sección quinta hasta la decimosexta, la novela nos ofrece una relación supuestamente autobiográfica en la que el sacerdote narra las experiencias de su vida hasta la fecha de su nombramiento como cura de Tajimaroa. Esta relación nos revela un carácter fuerte,fraguado desde la infancia por la vicisitudes de un México en perenne agitación, un México creyente pero ignorante; ansioso de libertad y de progreso, pero maniatado por la injusticia y la superstición.
“Cierto, son dóciles, incluso excesivamente dóciles. Aceptan trabajos y dolores con un desdén pasivo y casi estoico que los hace invulnerables. Sin embargo, destrás de esa corteza, de esa resignación conque aceptan su destino, de esos ojos cargados de enigmas, se esconde una sensibilidad enfermiza, un sentimiento mágico de la vida y un fondo de rebeldía capaz de estallar en un segundo con violencia inaudita.
“Creen ciegamente en la eficacia de los amuletos, en las profecías, en los tesoros ocultos, en los milagros y en las apariciones sobrenaturales, y yo me pregunto a menudo con angustia si norecae en nosotros la responsabilidad de fomentar estas supersticiones” (pp. 43-44).
Este sacerdote cosciente de la obligación de la Iglesia ante los problemas de la ignorancia y la superstición, llega a Tajimaroa para encontrarse con otro gran escollo contra el progreso del pueblo: la fuerza del caciquismo, representada allí por don Ulises. Sus primeros contactos con èl y las confidencias de...
tracking img