Hojas dominicales

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2523 palabras )
  • Descarga(s) : 12
  • Publicado : 6 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Febrero 7/ 2010
Quinto Domingo del T.O.: Isaías 6:1-2, 3-8; 1 Co. 15:1-11; Lucas 5:1-11
Estas lecturas hablan de nuestra misión por medio de las misiones entregadas por Dios a Isaías, a Pablo, y a Simón Pedro. Todos estos hombres primero reciben una manifestación de la gloria de Dios. Isaías ve al Señor en su trono con los serafines. Pablo menciona como el Cristo resucitado se manifestó a élaún cuando estaba persiguiendo a los cristianos. Pedro ve la gloria de Dios cuando Jesús le manda a volver a pescar después de pasar una noche entera sin tener éxito. El resultado es que «las redes se rompían». Todos ven la gloria de Dios.

Y cada uno de estos hombres reconoce su condición de pecador. Isaías dice «¡Ay de mí!, estoy perdido, porque soy un hombre de labios impuros . . . .» Pabloreconoce que él fue «como un aborto . . . . el último de los apóstoles e indigno de llamarme apóstol». Simón Pedro respondió: «¡Apártate de mí, Señor, porque soy un pecador!»

Pero la gracia de Dios los purificó y les dio su misión. El teólogo suizo Hans Urs von Balthasar comentó como, antes de encontrarse con Cristo, Simón no pudo descrubrir su misión particular por medio de sus propios esfuerzoscomo pescador. Solamente por medio de Cristo pudo Simón descrubrir que su destino eterno y verdadero era de ser Pedro y no simplemente el pescador Simón. También cada uno de nosotros se descubrirá solamenta por medio de un encuentro con Cristo quien nos da nuestra misión particular y eterna.

Febrero 14/2010
Sexto Domingo del T.O.: Jeremías 17:5-8; 1 Co. 15: 12, 16-20; Lucas 6:17, 20-26
LasBienaventuranzas en el Evangelio siempre nos perplejan porque llaman dichosos a los que son pobres, a los que tienen hambre, a los que lloran, y a los que son insultados y odiados. La lectura de Jeremías nos da una manera de entender las paradojas anunciadas por Jesús en las Bienaventuranzas. Jeremías nota que el Señor dice que maldito es el hombre «que confía en el hombre» y bendito es el hombre«que confía en el Señor». Los que a nosotros nos parecen malditos--los pobres, los hambrientes, los que lloran, los insultados--ya no pueden confiar en los hombres porque son precisamente los hombres que los han hecho malditos. Los rechazados por los hombres no tienen remedio que confiar en Dios. Y por eso los aparentemente «malditos» son en realidad los dichosos.

Son dichosos porque su confianzaen Dios lleva un promesa escatológica: que los que confían en Dios serán satisfechos y glorificados por Dios. Por eso, en mi opinión, las Bienaventuranzas son una profecía de la pasión y crucifixión de Cristo. Cristo se hizo «maldito» por nosotros en su agonía antes de ser detenido por los soldados y también en los insultos y el odio que recibe de la muchedumbre, de los líderes judíos, y del lossoldados romanos y que acaba en la crucifixión brutal. Pero esa maldición también acaba en la gloria de la Resurrección.

La lectura de San Pablo nos habla de esa glorificación por medio de la resurrección. Y claramente nos dice que si confiamos solamente en «las cosas de esta vida, seríamos los más infelices de todos los hombres». En otras palabras, si confiamos solamente en las cosas de loshombres seremos los verdaderamente malditos, como nos dice Jeremías.

Febrero 21/2010
Primer Domingo de Cuaresma: Deuteronomio 26:4-10; Romanos 10:8-13; Lucas 4:1-13
En el Evangelio, vemos el diablo derrotado: trató de parar la misión salvadora de Jesús. Fue una tentación sutil--una tentación a usar a Dios para nuestra voluntad, en vez de entregarnos a la voluntad del Dios Padre. Jesús ganó lavictoria porque en cada instante se nego a usar al Padre. La misión de Jesús era obedecer a su Padre. Nosotros también tenemos que obedecer a nuestro Dios Padre, no tratar de explotarlo, usarlo, o manipularlo. El Padre nos quiere profundamente, tiene planes para bien para cada uno de nosotros, tiene toda la sabiduría y todo conocimiento, sabe lo que nos verdaderamente conviene. Entregarse al...
tracking img