Hola

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 31 (7533 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Revista Cubana de Salud Pública
Print version ISSN 0864-3466
Rev. cub. salud pública vol.33 no.1 La Habana Jan./Mar. 2007
doi: 10.1590/S0864-34662007000100003 
CONTRIBUCIÓN ESPECIAL
 
Determinantes sociales de las enfermedades
 
 
Giovanni Berlinguer
Universidad "La Sapienza", Roma
 
 Un problema muy antiguo
En su libro clásico Civilización y Salud, Henry E. Sigerist escribió que "en cualquier sociedad dada, la incidencia de la enfermedad está determinada mayormente por factores económicos… Una baja calidad de vida, falta de comida, ropa y combustible, malas condiciones de vivienda y otros síntomas de pobreza han sido siempre las mayores causas de enfermedad".1Para enfatizar esta verdad con respecto a las condiciones laborales, Sigerist cita un antiguo papiro egipcio que considera una voz de rebelión:
Nunca he visto a un herrero trabajando como embajador o a un trabajador de la fundición ser enviado en una misión, pero sí he visto al herrero trabajando: se asa con la boca del horno. El albañil, expuesto a todo tipo de clima y todo tipo deriesgos, construye sin llevar ropas encima. Sus manos están gastadas por el trabajo, su comida se mezcla con la tierra y la basura: se muerde las uñas, al no tener mas comida. El barbero arruina sus brazos para llenar su estómago. El tejedor lo pasa peor aún que la mujer, doblado en dos con las rodillas presionando su estómago, incapaz de respirar. El lavandero a la orilla del río está cerca de loscocodrilos. El tintorero huele a huevas de pescado; sus ojos están cansados, sus manos trabajan sin pausa y como pasa todo el tiempo procesando telas, aborrece las ropas.2
Un análisis y una indiferencia, que anticipa Bernardino Ramazzini en De morbis artificum por unos cuantos milenios. Sin embargo, fue sólo en el siglo XIX que los temas sobre el trabajo y las condiciones de la vivienda,y su influencia sobre la salud y la vida misma, comenzaron a ser importantes y a discutirse extensivamente. La interacción entre la medicina, que aspiraba a ser reconocida como ciencia y una sociedad cuyo objetivo era el progreso, abrió el camino a una consideración más detallada de la relación entre enfermedad y sociedad.
 
Demostración de las iniquidades
Después de lasguerras napoleónicas, Villermé LR, quien fuera médico militar, comenzó a analizar las diferencias en mortalidad en los distintos Arrondissements de París. Primeramente examinó, con meticulosas investigaciones llevadas a cabo calle por calle, los factores medioambientales como la altitud, los vientos y el clima, sin encontrar ninguna correlación con las diferencias en mortalidad, luego estudió losingresos y finalmente las condiciones de la vivienda de los habitantes. Descubrió, por ejemplo, que en la Rue de la Mortellerie, donde vivían las personas más pobres de París, la tasa de mortalidad era de 30,6 por cada mil, mientras que cerca en Ile-Saint Louis, un área más espaciosa y cómoda habitada por los ricos, la tasa era de 19,1 por cada mil.3
A veces, sin embargo, aquellos quedescubren la verdad la interpretan equivocadamente. Según Dorothy Porter, Villermé planteó que el origen social de las enfermedades y la muerte yacía en "los pobres como raza aparte, una multitud bárbara y poco civilizada, que se reproduce en exceso y muere en exceso". Como solución propuso civilizarlos, con la ayuda de la religión, a través del rigor moral y la ciudadanía responsable, y afirmaba,en armonía con los economistas de la salud, que "no es un papel para el estado o para las reformas legislativas, porque eso atentaría contra la libertad y las iniciativas individuales".4 Esto es probablemente un eco de las opiniones muy conocidas y populares de Malthus TR en su Ensayo sobre los Principios de la Población (1798).
Sobre la base de una incontrolable expansión de la...
tracking img