Hola

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 162 (40438 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
“EL PENSAMIENTO JUS-FILOSOFICO DE ARISTOTELES Y DE SANTO TOMÁS.”

de Michel Villey.-

Contenido de la Obra:

Prólogo

La Filosofía del Derecho de Aristóteles

I.- Preliminares. II.- La definición del derecho.- III.- Las fuentes del derecho.- IV.- Conclusión

La Doctrina del Derecho de Santo Tomás

I.- Introducción. II.- La doctrina del derecho natural. III.-Teoría de las Leyes positivas

IV.- Los aportes de la fe cristiana. V.- Conclusión

Apéndice I: De la Laicidad del Derecho según Santo Tomás

I.- Introducción. II.- La Ley Nueva. III.- La Ley Antigua.

IV.- Las fuentes profanas del derecho. V.- Conclusión.

Apéndice II: Precedentes de la Antigüedad Griega

I.- Los orígenes de la filosofía del derecho griega. II.-Filosofía del Derecho de Platón

Apéndice III: Los Principios del Derecho Romano.

“EL PENSAMIENTO JUS-FILOSOFICO DE ARISTOTELES Y DE SANTO TOMÁS.”

de Michel Villey.-

Prólogo.-

No hace mucho, encontramos en un libro de Gustave Thibon una definición de la moda de un acierto notable; decía: “la moda, esa dictadura de lo efímero que se ejerce sobre los desertores de laeternidad”. En efecto, el fenómeno de la moda implica la tiranía de todo lo que de accidental, fugaz y pasajero existe en la vida del hombre, con total desprecio de aquello que de sustancial, íntimo y universal hay en ello. Pero si la sumisión a la moda tiene, en general, un efecto negativo éste es máximo y de enormes consecuencias cuando se trata de la filosofía. En realidad, esclavizarse a las novedades enel campo del vestir, no puede tener más consecuencia que el ridículo; por el contrario, en el ámbito del conocimiento filosófico -por tratarse del primero de los saberes y fundamentos de todos ellos- el atarse a las novedades, tiene un efecto disgregador, ya que impide la acumulación y enriquecimiento de las investigaciones, la profundidad y firmeza que sólo da el tiempo y la objetividad yuniversalidad del saber. Esto repercute sobre todo el edificio del saber humano, que se ve sometido a una mutación constante, al compás de las variaciones, en el saber fundamental. Al producirse la aparición de una nueva doctrina, por infundada que ella sea, es necesario recomenzar todo de nuevo, echando por la borda el saber acumulado trabajosamente por generaciones; el esnobismo filosófico terminatransformando el saber de los hombres y en algo similar a la tela de Penélope, tejida de día y destejida de noche.

También en el campo de la Filosofía del Derecho hemos debido sufrir las consecuencias de las modas filosóficas, empujadas por el mito progresista, según el cual, todo aquello que es posterior en el tiempo, aunque no tenga ni pies ni cabeza, es mejor y más verdadero que lo que leprecedió. Hoy la doctrina de moda es la de la filosofía analítica, que nos ha proporcionado una serie de ensayos cortos sobre temas ultramicroscópicos, escritos en un lenguaje y con una simbología esotérica absolutamente incomprensible para los juristas. Sin destacar el valor que puedan tener algunas de estas investigaciones, al dejar de lado el contexto general de los problemas, circunscribiéndosea una disección ultralocalizada de algunos temas (el lenguaje jurídico, la lógica de las normas), sus doctrinas dejan sin respuesta las principales -y por ello más vitalmente acuciantes- preguntas acerca de lo jurídico. En el afán de novedad, postergan los perennes temas del saber jurídico: el concepto de derecho, la justicia, el derecho natural o el fundamento del derecho, los valores jurídicos,etc. En su lugar, realizan abstrusos estudios, llevados a cabo con un método extraño al derecho y que, por novedosos que resulten, no interesan verdaderamente a nadie, salvo a los mismos iniciados en la secta analítica.

Michel Villey, a quien acabamos de traducir y nos toca ahora prologar, no es, precisamente, un filósofo “a la moda”; declara expresamente no participar de la mitología...
tracking img