Hola

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3636 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Retórica, filosofía y educación
en la Antigüedad tardía
Alfonso Flórez
Departamento de Filosofía
Pontificia Universidad Javeriana
5 de agosto del 2005
alflorez@javeriana.edu.co
Para empezar debo decir que mi interés en esta exposición no es el del historiador de la filosofía o de la educación sino el del filósofo que reflexiona sobre situaciones esclarecidas hasta cierto punto por elhistoriador de la filosofía o de la educación. Y digo hasta cierto punto porque el tema objeto de esta reflexión dista de estar claro no sólo en sus detalles sino incluso en algunas de sus líneas principales. Con ello estoy reconociendo que aún hay un amplio campo de trabajo para los historiadores, pero mis pretensiones propias –y quizás mis dotes personales– no son históricas sino reflexivas. Noexpondré, pues, aquí resultados novedosos de investigaciones históricas, sino que en este terreno buscaré atenerme a hechos bien establecidos y conocidos por todos, de los cuales paso a dar una descripción somera que nos ofrezca elementos comunes para adelantar la reflexión.
Comencemos por la conspicua determinación temporal del tema tal como aparece en el título: la Antigüedad tardía. Con estaexpresión nos referimos a aquel periodo de tiempo que nos traslada de la Antigüedad clásica y helenística a la Alta Edad Media. Hablamos, entonces, de la época que se extiende desde los últimos siglos del Imperio Romano hasta las décadas previas a la constitución del Imperio Carolingio; en términos cronológicos, el intervalo que va del siglo III al siglo VIII de nuestra era. Se trata de un largo periodode tiempo y, más que eso, de un periodo que comprende momentos históricos muy heterogéneos, pues en él se pasa de la unidad política del Imperio Romano a la multiplicidad de diversos reinos de origen bárbaro, del ámbito pleno del Mar Mediterráneo a la restringida Europa occidental y central, de la proliferación de los cultos paganos a la unidad de la religión cristiana, de la culturalatino-helenística a la cultura monacal, de la unidad lingüística latina a la diversidad lingüística nacional que ya asoma. En esta caracterización constatamos también un corrimiento y, hasta cierto punto, restricción de nuestro interés geográfico, que ya no comprende la totalidad de la cuenca del Mediterráneo sino apenas sus riberas nor-occidentales y los reinos del centro oeste de Europa, pues el resto de loque antes fuera Imperio Romano ahora es objeto de encarnizada disputa
Alfonso Flórez – Retórica, filosofía y educación en la Antigüedad tardía 2
entre el Imperio Bizantino y los poderosos califatos musulmanes. La expresión Antigüedad tardía parece servir más bien de cómodo paraguas que cubre las realidades más diversas que designar un periodo en el que pueda distinguirse algún tipo deespecificidad.
Sin embargo, y en esto radica la fascinación de nuestro campo de estudio, una mirada más atenta nos permite discernir diversos hilos continuos en este abigarrado panorama. Encontramos, primero que todo, la religión cristiana como matriz estructuradora de la época y de la región. Si bien es cierto que en el siglo III todavía predominan las religiones paganas, no es menos cierto que elinflujo del cristianismo es tan grande que conduce a las grandes persecuciones de Decio y Valeriano como últimos intentos de emperadores aún paganos por limitar la difusión de la nueva religión. Cuando a comienzos del siglo IV Constantino tolere, primero, y prescriba, después, la religión cristiana dentro del Imperio con ello no estará tanto constituyendo un hecho histórico nuevo, cuanto reconociendouno ya existente, irreversible e irrefrenable, que su fino instinto político le llevaba a reconocer como la principal fuerza capaz aún de unir un magno Estado que se disgregaba. La Antigüedad tardía se presenta así como una categoría política ante todo, que debemos cuidarnos muy bien de identificar con el auge del cristianismo y su elevación a religión de Estado. Hoy ya se reconoce que el Imperio...
tracking img