Hola

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1441 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El fútbol, pasión de multitudes, es el tema central de la última novela de Hernán Rivera
Letelier, pero sin renunciar al motivo de la Pampa salitrera. La narración nos lleva a participar
de los últimos días de la Oficina de Coya Sur en la provincia de Antofagasta. Con esa cancha
que le ha dado la práctica y experiencia escritural, nuestro escritor calmadamente a lo largo de
casi doscientaspáginas, nos introduce protagonistas, antagonistas, antihéroes y antiheroínas,
hasta familiarizarnos con ellos de tal manera que ya a mediados de la novela nos entrega los
pormenores y entretelones del partido de fútbol entre el equipo de los “Cometierra” y los
“Comemuertos”, es decir María Elena y Coya Sur, que es el asunto y núcleo de la novela.
A primera vista, la narración corresponde a unatercera persona omnisciente, pero luego
verificamos que es el yo del narrador quien se dirige a un narratario o persona que escucha la
historia. El uso de “paisanito” y otros derivados nos entregan la clave del artificio literario. De
esta manera el acercamiento al lector ideal o ficticio se hace más familiar. El novelista rinde
homenaje en su dedicatoria a un viejo pampino de Coya Sur, ytambién al locutor deportivo
Darío Verdugo, lo cual es un “pase” que empalma nítidamente con el relato. A la vez, aprovecha
de hacer unas “cachañas” y darle unos puntetes al hueso a los tiempos de la dictadura, “Ocurría
que en nuestro campamento aquellos primeros tiempos del régimen militar los vivíamos como
algo más bien nebuloso, amorfo (…) comparado con otras salitreras en donde se fusiló, setorturó y se hizo desaparecer gente” (44). Más adelante se refiere al intendente de la región,
“el coronel Adriano Mortiz”, apellido que nos da la pauta de la talla y dedicación militar del
período al asesinato, tortura y desaparecimientos.
Expedito González, El Fantasista, como nos lo presenta el narrador, “Era un virtuoso
de la pelota. La tocaba diestramente con ambos pies, con la cabeza, conlos hombros, con el
Departamento de Ciencias Sociales
Universidad Arturo Prat. Iquique
REVISTA ciencias sociales nº 19
Segundo Semestre 2007 pp. 167-170
ISSN 0717-2257
168 revista ciencias sociales 19 /segundo semestre 2007
pecho, con las rodillas; en un gesto técnico exquisito le daba de taco, de empeine, de revés;
se la llevaba a la cabeza, la dejaba quieta en la frente, se acuclillabacon ella, se la pasaba a la
nuca, se tiraba de bruces al suelo…” (14). Es decir, el escritor que es Hernán se engolosina en
la descripción de la habilidad futbolística del hombre que puede salvar la honra de Coya Sur en
el partido final del campamento salitrero. Expedito, conocedor a fondo de la historia del fútbol
mundial y del país, amenaza con irse del pueblo sin su compañera, no aTocopilla, “sino rumbo
a Iquique. ‘Ciudad que, como ustedes saben, parientito’, su voz nos sonó más enronquecida
que de costumbre, ‘es tierra de deportistas por excelencia”. (71). Sólo esas líneas obligan a los
iquiqueños a leer la novela. ¡Es un deber ciudadano!
Pero la comparsa novelesca que acompaña al protagonista no es menos colorida: El
Pata Pata, “el cojo encargado del Sindicato de Obreros”;Tuny Robledo el joven cetroforward
(¿homenaje a Jorge Robledo?), Juanito Caballero, utilero de la selección, Cachimoco Farfán, el
locutor deportivo del lugar, con “su tarro de leche aportillado” imitaba “a su ídolo de siempre,
el gran Darío Verdugo.” Cachimoco, como personaje, permite demostrar una vez más las
habilidades y manejo del idioma de nuestro escritor, quien se luce con la creación yjuego de
palabras de una especie de jitanjáforas, aunque éstas tienen un referente que es la terminología
médica. Podemos llamarla más propiamente enumeración caótica, aunque confieren a la
totalidad de la narración un sentido orientado hacia la jerga futbolística. Veamos:
¡Buenos días! señoras y señores; buenos días, amables oyentes; pacientes todos, muy
buenos días. Les habla como...
tracking img