Hola

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 68 (16862 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 28 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Nada más coger el teléfono percibí en la voz de Juan que su llamada era alarmante. Se le notaba excesivamente alterado. Entre lágrimas y con expresiones entrecortadas me pedía que recogiera urgentemente los papeles que tenía en su cajón de la mesilla de nuestro dormitorio, donde guardamos todos los contratos, facturas y demás.
Pero ¿qué pasa Juan? Me estas poniendo nerviosa – le decía yo sinsaber qué le podía ocurrir.
Tú tráelo, cariño, no te demores, vente al restaurante del polígono con todos los papeles... cuanto antes.
Pero Juan, dime algo, no me tengas así…
Estoy en un lío gordo, amor y necesito eso ya, anda. Ya te lo explicaré– repetía él al otro lado del teléfono con nerviosismo.
Hice lo que me solicitaba, recogí todas las carpetas, las bolsas con tickets, otras congarantías y principalmente las que llevaban las escrituras del piso, tal y como me había recalcado. Lo metí todo en una pequeña bolsa de deportes y me dirigí a su encuentro a toda prisa.
No conseguía entender en qué tipo de lío podía andar metido pero suponía que en todos aquellos papeles había algo que le solucionaría esos problemas. Llamé a un taxi y partí urgentemente hacia el polígono. Elrestaurante que él me había mencionado estaba cerrado, aun así, despedí al taxi y llamé a los cristales de la puerta persistentemente. No parecía que hubiese nadie dentro, hasta que después de insistir varias veces un hombre apareció en el interior y acudió a abrirme. Antes de hacerlo me observó detenidamente a través del cristal, repasando con una mirada viciosa todo mi cuerpo, de mi cabeza a lospies. Con las prisas no había reparado en que había salido a la calle con mi vestido veraniego, el que solo utilizo en casa porque me está demasiado corto, pero a él pareció encantarle, a la vista de su expresión y la boca abierta. Siempre he presumido de piernas bonitas, pero tanto como para enseñarlas hasta el comienzo de mis braguitas, no precisamente. Me sentí desnuda con su mirada obscena.El restaurante está cerrado, guapa. – me dijo sin apartar la vista de mi canalillo.
Perdona, soy la mujer de Juan… Juan Montero. – le rogué.
Ah, eres tú… vale, pasa, pasa…te están esperando adentro.
Me acompañó hasta la parte posterior del restaurante, justo en la zona que usan como almacén donde se estaba celebrando una timba de póker. Todos los tipos estaban enfrascados en la partida,riendo y vociferando, hasta que notaron mi presencia y se callaron al unísono. Volví a sentirme desnudada, esa vez por varios pares de ojos. Imagino que una chica joven con un reducidísimo vestido siempre causa sensación, pero en aquel ambiente creo que todavía más.
Entre todo aquel rancio almacén y esos rudos hombres distinguí la figura de Juan, que se acercó apresuradamente hasta donde yoestaba.
Cariño, ¿lo has traído? – me preguntó nervioso.
Sí, pero ¿Qué es esto, Juan?, ¿Me vas a explicar?
Calla, y dame la bolsa. – respondió bruscamente.
Nunca antes Juan me había tratado de esa forma, se le veía tan desesperado que no entendía qué le había podido llevar a tanta agitación.
¿Así que esta es tu linda mujercita, eh Juan?- preguntó uno de los jugadores de la partida, unviejo verde que me miraba fijamente y que parecía ser el dueño del local.
Se levantó de la mesa de juego dirigiéndose hasta mí, girando a mi alrededor. Su forma de mirarme era de lo más impúdica.
Nenita, no vienen muchos bombones como tú por aquí. ¿Cuántos años tienes pequeña?
Veintiuno. – respondí con turbación.
Mmm, rubita, pero si eres una criatura preciosa.
Déjala en paz,Moncho. – le increpó por fin mi marido, aunque sin mucho afán, ya que seguía rebuscando entre los papeles que le había traído.
Oye, no me habías dicho que estaba tan buena, vaya con la palomita. – insistió aquel tipo que seguía dando vueltas a mi alrededor. Al mismo tiempo todos los demás tíos seguían observándome desde la mesa y fijándose en la breve tela del vestido que me cubría y que yo...
tracking img