Hola

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 34 (8317 palabras )
  • Descarga(s) : 6
  • Publicado : 11 de noviembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL ENSAYO EL MÁS HUMANO DE LOS GÉNEROS
JAIME ALBERTO VÉLEZ (IN MEMORIAN)

http://altair.udea.edu.co/educativo/descargables/El%20ensayo.doc

Se suele afirmar que existen casi tantas definiciones de ensayo como ensayistas, y que el único acuerdo verdadero, en relación con el tema, consiste en considerar a Miguel de Montaigne como su creador.

Sin embargo, al leer los Ensayos con detenimientose podrá encontrar que su autor no sólo se limita a bautizar un nuevo género. En otras palabras: el nombre de Montaigne sigue ligado al ensayo, no como un simple referente histórico, sino también como aquel que confirió a esta forma de escritura ciertas características que todavía hoy, cuatrocientos años después, continúan de algún modo vigentes. Si en Montaigne pervive un escritor “de todas lasépocas’ —como suele afirmarse—, esto no se debe propiamente a sus opiniones (muchas de las cuales nadie se atrevería hoy a tomar en serio), sino a la manera como se relaciona con un lector intemporal. Lo perdurable no reside, pues, tanto en lo que dice, como en el punto de vista y en el tono que asume para decirlo. Y en esto radica, justamente, una de las claves del gran ensayo de todas las épocas.La propuesta de Montaigne, desde luego, logró su cometido porque su obra alcanzó una gran aceptación entre el público de la posteridad y porque, además, la denominación de este género caló en otros autores. Los Ensayos de Francis Bacon, los Ensayos de Ralph W. Emerson, los de Charles Lamb, los Ensayos de poesía dramática de John Dryden o los Ensayos sobre lógica experimental de John Dewey, porejemplo, manifestaron por medio del título una deuda con Montaigne, y sirvieron para entronizar y avalar un género que, en sus aspectos esenciales, había salido perfectamente definido de la pluma de su creador. El intento del escritor español Eugenio D’Ors por darle al essai francés la denominación más castiza de glosa fracaso rotundamente porque el ensayo no puede considerarse como una simpleparáfrasis y porque la palabra elegida por Montaigne la superaba en connotaciones, como lo prueba su vigencia en varios idiomas. Conviene en este punto preguntar entonces: ¿qué particulariza a Montaigne y en qué consiste su legado?

Para empezar, Montaigne denominé ensayo” -es decir, intento o tentativa- a esta inesperada forma de escribir porque constituía una de las muchas maneras posibles deretratarse. La aseveración ‘yo mismo soy el tema de mi libro” representa el mejor indicio para inferir una de las principales características de este género naciente. Montaigne inaugura, por tanto, un modo personal de ver el mundo. Ya no se trata, como ocurría hasta entonces, de anteponer la religión, el poder político o la ciencia a los simples hechos. Ahora se trata de mirar con los propios ojosla realidad circundante. Lo novedoso en Montaigne —como suele decirse en una terminología moderna— reside en su punto de vista.

Esto no quiere decir, sin embargo, que el ensayo represente un género autista. Todo lo contrario. Desde su nacimiento se caracterizó por reconocer el papel determinante de la cultura y de la información. Uno de los aspectos más notorios y característicos de los Essaisradica en las citas frecuentes: 1.264 tomadas de autores clásicos latinos, y 800 de otras fuentes. El ensayo, en consecuencia, nace como un intento abierto y liberal de plantear las propias opiniones, lejos de la pretensión de verdad irrefutable que tanta rigidez confería a la filosofía y a la religión de la época. Por esta razón, Montaigne se satisface con dejar sentada su posición una más entretodas las opiniones posibles.

Si los Essais han perdurado sin pretender alcances filosóficos como los de Platón en los Diálogos, y lejos también de constituirse en ciencia como la de Plinio el Viejo en su Historia natural, ello se debe a un ingrediente distinto: su autor habla al ser humano corriente con una voz más cercana a la conversación que a la lección o al sermón.

Esta voz, por...
tracking img