Hola

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 216 (53876 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El jugador
[Novela. Texto completo]
Fiodor Dostoyevski
|Capítulo 1 |
|Por fin he regresado al cabo de quince días de ausencia. Tres hace ya que nuestra gente está en Roulettenburg. Yo pensaba que |
|me estarían aguardando con impaciencia, pero me equivoqué. El general teníaun aire muy despreocupado, me habló con altanería y|
|me mandó a ver a su hermana. Era evidente que habían conseguido dinero en alguna parte. Tuve incluso la impresión de que al |
|general le daba cierta vergüenza mirarme. Marya Filippovna estaba atareadísima y me habló un poco por encima del hombro, pero |
|tomó el dinero, lo contó y escuchó todo mi informe. Esperaban a comer a Mezentzov,al francesito y a no sé qué inglés. Como de |
|costumbre, en cuanto había dinero invitaban a comer, al estilo de Moscú. Polina Aleksandrovna me preguntó al verme por qué |
|había tardado tanto; y sin esperar respuesta salió para no sé dónde. Por supuesto, lo hizo adrede. Menester es, sin embargo, |
|que nos expliquemos. Hay mucho que contar.|
|Me asignaron una habitación exigua en el cuarto piso del hotel. Saben que formo parte del séquito del general. Todo hace pensar|
|que se las han arreglado para darse a conocer. Al general le tienen aquí todos por un acaudalado magnate ruso. Aun antes de la |
|comida me mandó, entre otros encargos, a cambiar dos billetes de mil francos. Los cambié en lacaja del hotel. Ahora, durante |
|ocho días por lo menos, nos tendrán por millonarios. Yo quería sacar de paseo a Misha y Nadya, pero me avisaron desde la |
|escalera que fuera a ver al general, quien había tenido a bien enterarse de adónde iba a llevarlos. No cabe duda de que este |
|hombre no puede fijar sus ojos directamente en los míos; él bien quisiera, pero le contesto siemprecon una mirada tan |
|sostenida, es decir, tan irrespetuosa que parece azorarse. En tono altisonante, amontonando una frase sobre otra y acabando por|
|hacerse un lío, me dio a entender que llevara a los niños de paseo al parque, más allá del Casino, pero terminó por perder los |
|estribos y añadió mordazmente: «Porque bien pudiera ocurrir que los llevara usted al Casino, a la ruleta.Perdone -añadió-, |
|pero sé que es usted bastante frívolo y que quizá se sienta inclinado a jugar. En todo caso, aunque no soy mentor suyo ni deseo|
|serlo, tengo al menos derecho a esperar que usted, por así decirlo, no me comprometa ... ». |
|-Pero si no tengo dinero -respondí con calma-. Para perderlo hay que tenerlo.|
|-Lo tendrá enseguida -respondió el general ruborizándose un tanto. Revolvió en su escritorio, consultó un cuaderno y de ello |
|resultó que me correspondían unos ciento veinte rublos. |
|-Al liquidar -añadió- hay que convertir los rublos en táleros. Aquí tiene cien táleros en números redondos. Lo quefalta no |
|caerá en olvido. |
|Tomé el dinero en silencio. |
|-Por favor, no se enoje por lo que le digo. Es usted tan quisquilloso... Si le he hecho una observación ha sido por ponerle|
|sobre aviso, por así decirlo; a lo que por supuesto tengo algún derecho... |
|Cuando volvía a casa con los niños antes de la hora de comer, vi pasar toda una cabalgata. Nuestra gente iba a visitar unas |
|ruinas. ¡Dos calesas soberbias y magníficos caballos! |...
tracking img