Hombre mirando al sudeste

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1122 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Hombre Mirando al Sudeste
Pelicula argentina, Director: Eliseo Subiela, 1986

El doctor Denis es un psiquiatra que trabaja en un hospital. Un día llega un joven que dice llamarse Rantés, supuestamente proveniente de otro planeta. Y entre ellos se establece una particular amistad. Rantés tiene obsequios extraordinarios y gasta horas largas en el jardín mirando al sudeste, donde él reclamarecibir comunicaciones de su planeta de hogar. Rantés es visitado por Beatriz, una mujer que trabaja en una iglesia, y Denis le pregunta sobre la historia de Rantés. Rantés llega a ser muy popular en el hospital y los otros pacientes lo siguen como profeta. El paciente misterioso ayuda a los otros por las vibraciones musicales que expresan la compasión, la felicidad, y la unidad. Interesantemente,Rantés se representa como un holograma sin sentimientos; él puede pensar racionalmente. En esta racionalidad él es capaz de ver los problemas del mundo y las soluciones lógicas a ellos. La unión entre los tres personajes principales culmina en una excursión a un concierto en el parque. Después del concierto el médico comienza a dudar la integridad de la empresa psiquiátrica. El director del hospitalordena la electroterapia y la película termina ambiguamente con la muerte de Rantés.

Interesantemente, hay muchos temas religiosos que existen a través de la película. Rantés es el personaje central y existe como el salvador de todas las personas, especialmente los pacientes en el hospital. Rantés tiene un punto de vista racional y actúa lógicamente en vez de emocionalmente a los problemas queél encuentra. En una de las escenas, Rantés sugiere que la estupidez del hombre es su arma más mortal. Rantés quiere trabajar en el laboratorio de la patología porque él quiere investigar el cerebro humano y los motivos detrás de los problemas existentes en el mundo. Aunque l a sociedad piensan que los pacientes del hospital están locos, Rantés no está loco. El tiene la inteligencia de un genio yno muestra deterioros físicos. Rantés cura a los otros pacientes y ayuda al Dr. Denis a entender su mundo. Aunque su historia sea desconocida, su mensaje de la unidad y la felicidad vive siempre.
La semejanza con el mito cristiano es abierta. Rantes como Cristo es crucificado y muerto, pero en Rantes su sacrificio es en vano porque Beatriz, la portadora de su mensaje, no alcanza a transmitirlocomo hicieron los apóstoles.


El doctor Denis es el protagonista de esta historia. El es un siquiatra que ya no confía en su profesión, que piensa que el manicomio es una especie de puerta al infierno. Esto queda de manifiesto en la obertura de la película, en donde su voz en off va introduciéndonos a su triste mundo. Su panorama es poco alentador, es un hombre divorciado, que sufre viendo lasimágenes de antiguos videos caseros familiares, proyectados en la pared del living de su casa. Es entonces cuando Rantés aparecerá en su vida y le hará retomar el amor por su profesión. Nacerá en él la inquietud de interesarse por un paciente y mirarlo como algo más que un simple chiflado.

Subiela propone una relación de personalidades opuestas entre Rantés y el doctor Denis. Con esto vaarmando parlamentos llenos de ironía, pero también llenos de verdad. El doctor sabe que si acepta la versión de Rantés, de que viene de otro planeta, quedará él por loco. Entonces intenta reiteradamente escuchar alguna frase racional o sensata según su lógica. Pero resulta que Rantés no tiene ficha ni prontuario en Argentina, es lo que el denomina como “un paciente volador no identificado”.
Uno de losmomentos más altos de la película ocurre cuando Rantés, el doctor y Beatriz (la misteriosa amiga de Rantés, interpretada por Inés Vernengo) acuden a un concierto en la ciudad, y de un simple espectador, Rantés pasa a convertirse en el director de orquesta que culmina soberbio, una vibrante interpretación del himno de la alegría. Un carnaval en el manicomio al igual que en el lugar del eufórico...
tracking img