Homeo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1875 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 1 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
HOMEOPATÍA: MISERIAS DE LA PROFESION MEDICA
Antes de empezar quiero mostrar mi admiración por la mayoría de los médicos, cuyo trabajo y abnegación salva infinidad de vidas. Sobre todo esos médicos rurales a los que podemos llamar a cualquier hora y están disponibles.

Félix Ares de Blas

En el fondo soy un médico frustrado. Siempre me gustó la idea de ayudar a los demás a curar susenfermedades, aunque también es verdad que siempre me gustaron menos los aspectos técnicos que los científicos, tales como la búsqueda sistemática de nuevas medicinas1, las razones biológicas de las enfermedades, el desciframiento del código genético, etc.

Vaya por delante mi admiración.

La medicina científica actual es muy buena diagnosticando enfermedades y prediciendo la evolución de lasmismas, pero, lamentablemente, no es tan buena curando. Ello puede ser tremendamente frustrante. Me imagino una persona a la que le dicen que su enfermedad es un cáncer de tipo X con metástasis (la medicina es muy buena diagnosticando), y que su esperanza de vida son dos meses (la medicina es muy buena prediciendo la evolución) y que no se puede hacer nada para curarle. No me extraña que ante laimpotencia, la frustración, vaya a rezar a la Virgen María, al brujo de Coslada, a Lourdes o al médico homeópata.

Sin duda, su enorme exactitud a la hora de predecir la evolución de la enfermedad es infinitamente más frustrante que la ignorancia de lo que va a pasar. La medicina antigua, que no tenía esa precisión, siempre podría dar esperanzas: “nunca se sabe”, “tal vez evolucionefavorablemente”,... Hoy, la predicción es casi exacta: una losa que cae inexorablemente.

Sinceramente, yo no que sé qué haría en una situación así. Pero pienso que escuchar a alguien que nos ofrece una salvación, incluso aunque sepamos que es ficticia, nos puede proporcionar un “clavo ardiendo” al que agarrarnos.

Estas personas merecen mi mayor respeto. Pero...

Hace unos meses mi hijo tuvo una gripe y tratéde llevarle al médico de siempre, pero resultó que estaba en un congreso. Como pertenecíamos a una mutua, busqué otro médico que viviera cerca de mi casa. Lo encontré, concertamos cita y fuimos. ¡Cuál no sería mi sorpresa al ver que todo su despacho lo tenía lleno de pósters de homeopatía, iridología, acupuntura, etc!

También había decenas de esos papelitos monísimos, con pinta de título, quedan los laboratorios por acudir a cualquier “curso” que organizan; por ejemplo, cinco días sobre las nuevas medicinas para X en Tenerife, en el hotel de cinco estrellas Y. Por supuesto, los de los laboratorios homeopáticos no faltaban.

Bien enmarcado y resaltado, un título de licenciado en medicina.

Me sentí defraudado. Engañado. Automáticamente me di de baja de esa mutua y quiero explicarmis razones.

Vaya por delante que admito perfectamente que una persona quiera curarse a su manera: yendo a la Seguridad Social, yendo al hospital más caro de Houston, rezando a la Virgen María, yendo al brujo de turno o yendo al homeópata.

Tampoco me opongo a que una mutua privada tenga entre su cuadro de “sanadores” a médicos, sacerdotes, chamanes, brujos, acupuntores u homeópatas siempre queestén claramente diferenciados.

A lo que sí me opongo es a que me den gato por liebre. Si voy a un médico quiero que sea médico, no homeópata o brujo. Y si voy al brujo quiero que sea brujo, no médico.

“Pero —me dirá alguno— al que tú fuiste era médico, además de homeópata”. Para mí, aquí radica el mayor fraude. Cuando en la Facultad de Medicina dan un título de médico y a una persona se leautoriza a ejercer la medicina, implícitamente se está garantizando que tiene el grado de formación adecuado y que va a tratar de curar de acuerdo con la medicina que le han enseñado: la medicina científica. ¿Con qué me encuentro? Con un homeópata que sigue una doctrina que, entre otras lindezas, se olvida de bacterias, virus y priones y trata de curar las enfermedades con la idea de que...
tracking img