Homilia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (638 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
HOMILÍA
Querida Iglesia parroquial de la Santísima Trinidad, congregada por el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, gracia y paz en la Trinidad Santa y Eterna.
La Palabra que hemos escuchadoen este domingo en el que comenzamos ya desde.. el octavario por la unidad de los cristianos, nos sirve de ocasión para meditar los misterios de nuestra fe y exhortarnos a vivir el cumplimiento desus exigencias: ser uno como Tu Padre y Yo somos uno. Y sabemos que esta unidad no es posible sin el Espíritu Santo.
El Evangelio afirma que Jesús predicaba el Reino. Tal vez más de una vez noshemos preguntado a qué se refiere o donde se encuentra este Reino del que tanto y con tanta vehemencia nos habla Jesús al inicio de su ministerio. Ya en los inicios del cristianismo los Padres de laIglesia de las dos escuelas más importantes de ese tiempo: Alejandría y Antioquia ponían esta realidad en la balanza de sus consideraciones, que lejos de excluirse, se complementaban. Entre los másimportantes de Alejandría encontramos a Orígenes el cual nos dice que el hombre está llamado a entrar en la eternidad de este Reino, pero ya desde este mundo podemos gozarlo, porque está en nuestrointerior.
Pero si atendemos cuidadosamente el Evangelio, podemos descubrir cuál es la pedagogía de nuestro divino Maestro. En efecto, al inicio de su ministerio, Jesús, sabía bien cuál era el objetode su misión: dar a conocer el amor del Padre, ya que Él dice: lo que yo digo, no es mio, sino, digo lo que yo he visto y oído. Por tanto, ¿qué significa el Reino para Jesús? Ciertamente Jesús, yaque sus discípulos le dicen casi al final de su misión: ahorasi te entendmos porque nos hablas abiertamente del Padre, hablaba del Reino para referirse al Padre. Nuestro divino Maestro, la Sabiduríainfinita del Padre sabe bien que nosotros no le hubiéramos entendido si nos habría hablado del Padre abiertamente y se servía de las cosas más ordinarias de la vida, de las que la gente podía...
tracking img