Honras funebres en el islam

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 22 (5486 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LAS HONRAS FUNEBRES EN EL ISLAM
Glorificado sea Dios, Creador del universo, Amo y Señor absoluto de este mundo y del mundo de la eternidad. A Él damos las gracias por habernos hecho musulmanes, y hacer de los musulmanes una comunidad coherente.
Las normas que seguimos, los modelos que proponemos y ejecutamos, y los ritos que practicamos, son elementos que nos distinguen y dotan de unapersonalidad  propia, por lo tanto, conocerlas es un deber y practicarlas es la forma más sincera y amena de exteriorizar nuestro convencimiento absoluto de esta gran Doctrina y de nuestra pertenencia a la  Umma Islámica (Comunidad Islámica).
El Islam, dada su condición de religión universal y misionera, no omite facetas de la vida sin tratar y legisla preceptos para desarrollar nuestra actitud ante ella,sin dejar librado ningún vacío legislativo, ni  permite copiar legislaciones ajenas.
El hecho de nacer y el hecho de morir, son dos facetas vinculadas. Una trae la felicidad, mientras la otra, deja tras de sí tristeza y dolor.
El comienzo de la vida, para un musulmán, es la difusión del alma en el embrión humano. Desde ese preciso momento, la vida terrenal transcurre en etapas, teniendo cadacual su mundo, sus vivencias, sus goces y sufrimientos. El paso de un mundo a otro siempre va acompañado de una sensación de temor, temor a lo desconocido, lo incierto y lo inusitado.
El recién nacido deja el claustro materno en pos de nuestro mundo con un grito, el que no sabemos si es un grito de socorro, por haberlo extraído de un mundo donde disfrutaba de toda clase de protección y  bienestar,o es un grito de alegría por haberlo liberado de un mundo limitado hacia otro más amplio y mas variado.
El Islam, dada su condición de religión natural (Din al Fitra), permite expresar  estados de ánimo, siempre que sean en forma moderada, pero advierte contra los excesos.
El realismo que caracteriza a la Doctrina Islámica hace de la muerte un escalón difícil, una especie de sendero que conducehacia la gloria, en otras palabras, la muerte para un musulmán es un suceso triste y penoso, pero no catastrófico.
El llanto por la muerte de un ser querido es una manifestación sincera  e innata de nuestros sentimientos, por lo tanto es imposible contenerlo totalmente, pero si es posible aliviarlo y moderarlo. Por otra parte, el Islam, dada su condición de Doctrina basada en la justicia y laequidad, condiciona la salvación a la obra y actitud personal de cada ser viviente que es, en definitiva, la suma del bien y del mal, realizada a lo largo de su vida mundana. Ser musulmán no es un salvoconducto hacia el paraíso.
Después de la muerte física, habrá un juicio y un veredicto, luego una condena justa o un premio merecido, y en último caso el Soberano tendrá la última palabra, confirmarla condena, rebajarla, u otorgar su amnistía a quién Él designe.
En este breve compendio trataremos de exponer, muy sucintamente, el comportamiento posible en estos casos, como asimismo las actitudes por parte de sus familiares, seres queridos y del resto de la comunidad.
Es necesario que cada uno de nosotros “programe” su propia muerte en la mejor escena posible, para que ésta sea lo menostraumática, para nosotros mismos como para nuestros allegados, herederos y seres queridos. Es algo así como
prepararse para realizar el largo viaje; saldar las deudas, despedirse de los seres queridos, documentar nuestro testamento, recomendar y aconsejar  a nuestros descendientes, etc.
Todo el equipaje permitido será solamente las obra personal, todo lo que pueda ser una obra benéfica, un legadocultural o un hijo virtuoso que implore la clemencia divina para con sus padres.
Sabemos que “toda alma probará el sabor de la muerte” y también que la comunidad musulmana se distingue de las demás por sus normas de vida específicas, que cada uno de nosotros tiene la obligación de conocer y de obrar en consecuencia; ya sea en los momentos difíciles como en los de felicidad.
Ciertamente hay normas...
tracking img