Horacio castellanos moya: “la violencia… es parte de la salvadoreñidad”

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1414 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Horacio Castellanos Moya: “La violencia… es parte de la salvadoreñidad”


Horacio Castellanos Moya.



Rafael Menjívar Ochoa

Horacio Castellanos Moya, hace cinco años publicó su novela “El asco” y se fue nuevamente del país, al que sólo ha regresado durante muy breves períodos entre sus estancias en Guatemala, México, España y Suiza.

Estuvo en El Salvador durante un par dedías, para firmar un contrato de ocho años con la Dirección de Publicaciones e Impresos de Concultura para su novela “La diáspora” que, al igual que “El asco”, generó fuertes controversias, como casi todo su trabajo literario. Este contrato ocurre luego de la publicación de dos obras de Castellanos Moya (“El arma en el hombre” y “Baile con serpientes”, también editada por DPI hace algunos años) enla prestigiada casa Tusquets Editores.

La visita fue una buena ocasión para conocer de primera mano las opiniones del autor acerca de su propia obra, en especial de la novela que causó y aún causa fuertes simpatías y resquemores.

¿Cuándo apareció “El asco”, los lectores se lanzaron a discutir si lo que decías era cierto, y se fijaron poco en que se trataba de una construcción literaria?“Por lo general cuando una novela hace críticas muy fuertes sobre aspectos políticos o culturales, y cuando se publica en un mundo de lectores más acostumbrados al texto de testimonio, que busca la verdad histórica, la gente no reacciona en un sentido literario, no hace una lectura literaria.

Claro, no es la primera vez que me pasa.

Cuando publiqué “La diáspora”, en 1989, se hizo unalectura política; la novela, en ese caso, hacía críticas constructivas (o destructivas) de la izquierda.

Con “El asco” el lector, en general, no repara en los aspectos literarios, de la construcción de personajes, de la trama (digamos en la fabulación literaria), sino que se concentra en los aspectos que le parecen más sensibles en cuanto a su manera de ver el mundo. No piensa en literatura, sinoen si esa opinión política es cierta o es falsa, si esa opinión sobre la cultura nacional es verdadera o es falsa.

¿Había en “El asco” la intención de provocar o hubo una interpretación un tanto obvia?

”Un poco de las dos cosas. Tanto “La diáspora” como “El asco” tienen un componente de provocación. Y no porque yo me proponga provocar (aunque si no hubiera una voluntad la provocación no seexpresaría), sino porque hace críticas a ideas muy fijas y muy establecidas, muy dadas por supuestas, en lo que respecta a la política y a la cultura del país: la nacionalidad, la identidad, todas esas cosas.

Al meterte en el terreno de los valores esenciales de lo nacional, evidentemente le cuestionas a la gente los juicios terminantes alrededor de los cuales se construyen sus valores.Una de las características de tu “generación” literaria, por llamarla de algún modo, es que varios han vivido y se han formado en el extranjero, y expresan un punto de vista “extranjero” con respecto a El Salvador...

“Yo no lo creo. Cuando salí de aquí ya estaba totalmente formado...”

Estuviste en Costa Rica, México y Canadá...

Salí a los veintiún años, y a los veintiún años ya tienesun mundo hecho. Lo que te determina y te marca, en cuanto a criterios y a valores, es tu mundo adolescente. No creo que sea tanto una visión extranjera, sino una visión que permite contemplar al país “desde fuera” para interpretarlo de otra manera.

Probablemente las nuevas generaciones van a estar formadas por escritores que han vivido su infancia y adolescencia en Los Angeles, que sonsalvadoreños pero llegaron allá a los cuatro años. Yo llegué aquí a los cuatro años y salí a los veintiuno, así que el mundo de El Salvador es mi mundo, el mundo que me determinó.

Joyce sale a los veintiún años de Dublín para no volver jamás (bueno, regresa una vez) y no tiene una visión extranjera de Irlanda”.

Y esa distancia quizás sea lo que le da esa visión tan irlandesa...

“Y también...
tracking img