Htyliydfyuj

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (647 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Marieta
Marieta, no seas coqueta,
porque los hombres son muy malos,
prometen muchos regalos
y lo que dan son puros palos.

Su mamá dijo a Marieta:
deja ya la presunción,
déjate crecer elpelo
y el vestido tan rabón.

Porque la mujer que tiene
el vestido muy cortito,
cuando llega así a agacharse
se le mira muy bonito.

Marieta, no seas coqueta,
porque los hombres son muy malos,prometen muchos regalos
y lo que dan son puros palos.

La Marieta fue a un mandado
que su mamá le encargó,
pero estando en el mercado
a su novio se encontró.
Cuando regresó a su casa
su mamitale pegó,
porque un quinto del mandado
en la calle lo perdió.

A la pobre de Marieta
se le quemó el delantal
y si no lo apaga pronto
la quemada que se da.

La Marieta fue a los toros,
sumamá no lo sabía,
porque andaba de coqueta
con los de caballería.

Marieta, no seas coqueta,
porque los hombres son muy malos,
prometen muchos regalos
y lo que dan son puros palos.

Adelita

Enlo alto de una abrupta serranía,
acampado se encontraba un regimiento,
y una joven que valiente lo seguía,
locamente enamorada del sargento.

Popular entre la tropa era Adelita,
las mujer queel sargento idolatraba,
que además de ser valiente era bonita,
que hasta el mismo coronel la respetaba.

Y se oía, que decía,
aquel que tanto la quería:

Y si Adelita quisiera ser mi esposa,
siAdelita fuera mi mujer,
le compraría un vestido de seda
para llevarle a bailar al cuartel.

Y si Adelita se fuera con otro,
la seguiría por tierra y por mar,
si por mar en un buque de guerra,si por tierra en un tren militar.

Y después que termino la cruel batalla
y la tropa regresó a su campamento,
se oye la voz de una mujer que sollozaba,
su plegaria se escucho en el campamento.Al oirla el sargento temeroso,
de perder para siempre a su adorada,
ocultando su dolor bajo el esbozo
a su amada le cantó de esta manera:

Y se oía, que decía,
aquel que tanto se moría:

Y...
tracking img