Huizinga esencia y significacion del juego

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 54 (13305 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Este material es proporcionado al alumno con fines educactivos, para la crítica y la investigación respetando la reglamentación en materia de derechos de autor. Este ejemplar no tiene costo alguno. El uso indebido de este ejemplar es responsabilidad del alumno.

l. Esencia y significación del juego como fenómeno cultural

Eljuego es más viejo que la cultura; pues. por mueho que estreehemos elconcepto de ésta, presupone siempre una so ciedad humana, y los animales no han esperado a que el hombre les enseñara a jugar. Con toda seguridad podemos decir que la civilización humana no ha añadido ninguna característica esencial al concepto del juego. Los animales juegan.lo mismo que los hombres. Todos los rasgos fundamentales del juego se hallan presentes en el de los animales. Basta con verjugar a unos perritos para percibir todos esos rasgos. Parecen invitarse mutuamente con una especie de actitudes y gestos ceremoniosos. Cumplen con la regla de que no hay que morder la oreja al compañero. Aparentan como si estuvieran terriblemente enfadados. Y,lo más importante. parecen gozar muchísimo con todo esto. Pues bien, este juego retozón de los perritos constituye una de las formas mássimples del juego entre animales. Existen grados más altos y más desarrollados: auténticas competiciones y bellas demostraciones ante espectadores. Podemos ya señalar un punto muy importante: el juego, en sus formas más sencillas y dentro de la vida animal, es ya algo más que un fenómeno meramente fisiológico o una
11

Huizinga, Johan. (1972). Escencia y significación del juego como fenómenocultural. En Homo ludens (pp. 11-44). España: Alianza Editorial.

Este material es proporcionado al alumno con fines educactivos, para la crítica y la investigación respetando la reglamentación en materia de derechos de autor. Este ejemplar no tiene costo alguno. El uso indebido de este ejemplar es responsabilidad del alumno.

12

HOMO WDENS

reacción ps íquica condicionada de modo puramentefisiológico. El juego, en cuanto a tal, traspasa los limites de la ocupación puramente biológica o física. Es una función Uena de sentido. En el juego «entra en juego» algo que rebasa el instinto inmediato de conservación y que da un sentido a la ocupación vital. Todo juego significa algo. Si designamos al principio activo que compone la esencia del juego «espí ritu », habremosdicho demasiado,pero si le llamamos «ins-

tinto», demasiado poco. Piénsese lo que se quiera, el caso es que por el hecho de albergar el juego un sentido se revela en

él. en su esencia,la presencia de unelementoinmaterial.

La psicología y la fisiología se esfuerzan por observar, describir y explicar el juego de los animales, de los niños y de los adultos. Tratan de determinar la naturaleza y lasignificación del juego para asignarle su lugar en el plan de la vida. De una

manera general, sin contradicción alguna. se suele tomar como punto de partida de cualquier investigación cientlfica
que el juego posee una considerable importancia, que cumple una finalidad, si no necesaria por lo menos útil. Los numerosos intentos para determinar esta función biológica del juego son muy divergentes. Se hacreído poder definir el origen y la base del juego como la descarga de un exceso de energía vital. Según otros, el ser vivo obedece, cuando juega,

a un impulsocongénitode imitación.o satisface unanecesidad de relajamiento, o se ejercita para actividades serias que
la vida le pedirá más adelante o, finalmente, le sirve como un ejercicio para adquirir dominio de sI mismo. Otros, todavia, buscan suprincipio en la necesidad congénita de poder algo o de efectuar algo, o también en el deseo de dominar o de entrar en competencia con otros. Hay todavía quienes lo consideran como una descarga inocente de impulsos dañinos, como compensación necesaria de un impulso dinámico orientado demasiado unilateralmente o como satisfacción

Huizinga, Johan. (1972). Escencia y significación del juego como...
tracking img