Humanismo en la tradicion cultural

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 25 (6071 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
www.clacso.org RED DE BIBLIOTECAS VIRTUALES DE CIENCIAS SOCIALES DE AMERICA LATINA Y EL CARIBE, DE LA RED DE CENTROS MIEMBROS DE CLACSO
http://www.clacso.org.ar/biblioteca
biblioteca@clacso.edu.ar

EL HUMANISMO EN LA TRADICIÓN DE LA CULTURA
JURÍDICA LATINO-AMERICANA

Antonio Carlos Wolkmer*

Contenido: Introducción. 1. Horizontes Jurídicos en los Tiempos de la Conquista Hispánica. 2.Humanismo Jurídico, Bartolomé de Las Casas y la Escuela de Salamanca. 3. Humanismo, Derecho Moderno y Cultura Jurídica en América Latina. 3.1 Humanismo y Formación de la Modernidad Jurídica Occidental. 3.2 Humanismo y Trayectoria Político-Jurídica Latinoamericana. Conclusión. Bibliografía Consultada.

INTRODUCCIÓN

El proceso de reconocimiento y de promoción de los valores humanos en cuantoprincipios, conocimientos, prácticas y relaciones, en la dimensión histórica del pasado y del presente, expresan el ideario que se acordó en llamar humanismo. Se trata de un concepto de difícil homogeneización, pasible de controversias y ambigüedades, ya que no hay uno, sino una pluralidad de humanismos. Desde las antiguas hasta las contemporáneas formulaciones de humanismos, la cuestión central esel valor y la dignidad del ser humano. En su etimología, la expresión latina Humanistas (entre los griegos era el equivalente a la Paidea) designaba, en Roma, al proceso de formación civilizadora de la experiencia humana. Sin embargo, como explica N. Abbagnano, esta palabra puede estar asociada a dos significados distintos: a) “el movimiento literario y filosófico que tuvo sus orígenes enItalia, en la segunda mitad del siglo XIV y desde Italia se difundió para los demás países de Europa, constituyendo el origen de la cultura moderna”; b) “cualquier movimiento filosófico que tenga como fundamento la materia humana o los límites e intereses del hombre.” Aunque el término humanistas haya tenido un significado especial en la antigüedad clásica y en el renacimiento italiano, el vocablohumanismo es contemporáneo, pues, según las palabras de Bombassaro, “surgió recién en el inicio del siglo XIX, para designar un modo de pensar lo humano, una determinada forma de comprender la experiencia humana.” Así, el humanismo ha representado, independientemente del lugar y del tiempo, valores capaces de orientar la conducta del hombre. La necesidad histórica del humanismo se ha justificado, endiferentes momentos, como bandera de lucha y de reacción en defensa de la humanidad: “en el Renacimiento, contra la amenaza del fanatismo religioso; en el Iluminismo, contra el nacionalismo extremo y contra la esclavitud del hombre por la máquina y por los intereses económicos” ; y, en la época contemporánea contra los efectos perversos de la globalización y de la destrucción del medio ambiente.Percibir el humanismo, hoy, es, coincidiendo con Rocco Caporale, vivenciar determinados principios, como: a) elegir al ser humano como valor central; b) afirmar la igualdad de todos los seres humanos; c) reconocer y considerar la diversidad (personal y cultural); d) valorar la libertad de ideas y creencias; e) desarrollar una conciencia que trascienda la verdad absoluta; f) repudiar toda ycualquier forma de violencia.
Aclarado el origen, la explicación y algunos de sus trazos, importa, ahora, teniendo presente, la comprensión de la pluralidad de humanismos (greco-romano, renacentista, burgués-individualista, cristiano, existencialista, marxista y tantos otros), avanzar en la construcción de un concepto de humanismo auténtico. No se trata de un humanismo como formulación abstracta oconjunto genérico de intenciones, sino de valores que expresan la especificidad de nuestra praxis cotidiana , y busca el reconocimiento del otro, en cuanto ser humano total e histórico, forjado en el “día a día económico, social y político”, ingredientes que conducen a la independencia y a la autonomía.
Reflexionar sobre estos aspectos implica superar un humanismo idealista, falso y atrofiado...
tracking img