Humanos en grandes profundidades

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1038 palabras )
  • Descarga(s) : 9
  • Publicado : 14 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Humanos en grandes profundidades.
Hay humanos excepcionales quienes pueden descender a enormes profundidades sin bombonas de oxígeno.

El cubano José Pipin y el italiano Umberto Pelizzari, en los años noventa y principios de este siglo, protagonizaron impresionantes duelos de inmersión en el mar a pulmón libre.
En poco lapso de tiempo, uno rompía el récord mundial del otro. Una preguntaflota en el aire: ¿cuánta presión puede soportar el cuerpo humano?

El cálculo de presión que soportan estos hombres es muy fácil de obtener. La presión de todo fluido estático es, según Pascal:
P=ρgh
Considerando a P como la presión, la letra griega ρ representa la densidad del agua, g es aceleración en caída libre (9.8m/s2) y h es la profundidad que descienden los buzos. A cuatro gradoscentígrados la densidad del agua es de 1000.00 kg /m3.

De acuerdo con la información que se tiene, el record mundial de inmersión sin tanque de oxígeno y sin límites es: 214 metros de profundidad.

Entonces basta hacer la sustitución y encontramos que la presión que soporta el cuerpo humano a esa profundidad es de: 2 097 200 Pa. Es decir casi 21 veces la presión atmosférica.

Estos atletas soportan21 atmósferas extra sobre sus cuerpos. Nada mal para un frágil humano. Por supuesto, estos buzos disciplinan su cuerpo con meditación, práctica constante y hábitos sanos. Ellos soportan la alta presión, economizan al máximo el oxígeno que necesitan, cuentan con la fortaleza para ascender a la superficie y soportar el cambio de presión. Toda una hazaña para el cuerpo humano.

Se puede bajar másde 30 metros sin una botella de oxígeno, lo hacen agarrándose a un peso que baja a gran velocidad y hacen un cálculo aproximado de cuánto tiempo más podrán aguantar y cuanto tardarán en subir. Entonces se sueltan.

Se consigue bajar a tal profundidad pese a que la presión ejercida por el agua es altísima debido a la propia alteración del cuerpo. Éste introduce líquidos en algunos conductosllenos de aire de los pulmones evitando que la presión los destruya (los gases son fácilmente compresibles pero los líquidos y los sólidos no), el tamaño total de los pulmones se reduce, así lo demuestran estudios realizados sobre los practicantes de este deporte. El cubano Pipin Ferrara llegó a 200 metros, con sólo una botella de aire. Su esposa al intentar romper el récord para damas murió.Historia de Arquímedes y el Rey

Cierto orfebre le había fabricado una corona de oro. El rey no estaba muy seguro de que el artesano hubiese obrado rectamente; podría haberse guardado parte del oro que le habían entregado y haberlo sustituido por plata o cobre. Así que Hierón encargó a Arquímedes averiguar si la corona era de oro puro, sin estropearla, se entiende.

Arquímedes no sabía qué hacer. Elcobre y la plata eran más ligeros que el oro. Si el orfebre hubiese añadido cualquiera de estos metales a la corona, ocuparían un espacio mayor que el de un peso equivalente de oro. Conociendo el espacio ocupado por la corona (es decir, su volumen) podría contestar a Hierón. Lo que no sabía era cómo averiguar el volumen de la corona sin transformarla en una masa compacta.

Arquímedes siguiódando vueltas al problema en los baños públicos, suspirando probablemente con resignación mientras se sumergía en una tinaja llena y observaba cómo rebosaba el agua. De pronto se puso en pie como impulsado por un resorte: se había dado cuenta de que su cuerpo desplazaba agua fuera de la bañera. El volumen de agua desplazada tenía que ser igual al volumen de su cuerpo. Para averiguar el volumen decualquier cosa bastaba con medir el volumen de agua que desplazaba. ¡En un golpe de intuición había descubierto el principio del desplazamiento! A partir de él dedujo las leyes de la flotación y de la gravedad específica.

Arquímedes no pudo esperar: saltó de la bañera y, desnudo y empapado, salió a la calle y corrió a casa, gritando una y otra vez: “Lo encontré, lo encontré!” Sólo que en...
tracking img