Humo en la noche

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 222 (55441 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Humo en la Noche

Nora Roberts



















Prólogo





Fuego. Purificaba. Destruía. Con su calor, se podían salvar vidas. O se podían perder. Era uno de los grandes descubrimientos del hombre, y uno de sus principales miedos.
Una de sus fascinaciones.
Las madres advertían a sus hijos de no jugar con cerillas, de no tocar el resplandor rojo de la cocina.Pues independientemente de lo bonita que fuera la llama, lo seductor que fuera su calor, el fuego en la piel quemaba.
En la chimenea, era romántico, acogedor, alegre y danzarín, proyectando un humo aromático y una suave luz dorada. Los ancianos soñaban junto a él. Los amantes se cortejaban a su lado.
En el campamento, lanzaba sus chispas hacia un cielo estrellado, tentando a los niños aasar sus malvaviscos mientras temblaban oyendo historias de fantasmas. Había rincones oscuros y perdidos de la ciudad donde los sin hogar juntaban sus manos heladas sobre fuegos encendidos en bidones, los rostros agotados a la luz entre sombras, las mentes demasiado embotadas para tener sueños.
En la ciudad de Urbana, había demasiados fuegos.
Un cigarrillo caído al descuido ardía en un colchón.Unos cables defectuosos que habían sido pasados por alto o soslayados por un inspector corrupto. Un calentador de queroseno demasiado cerca de las cortinas. El resplandor del relámpago. Una vela olvidada.
Todo eso podía provocar la destrucción de la propiedad, la pérdida de vidas. La ignorancia, un accidente, un acto de Dios.
Pero había otras formas, mucho más retorcidas.
Una vez dentrodel edificio, respiró hondo varias veces. En realidad, era muy simple. Y muy estimulante. En ese momento el poder estaba en sus manos. Sabía exactamente qué tenía que hacer, y en el acto había estremecimiento. Solo. En la oscuridad.
No estaría oscuro mucho tiempo. El pensamiento hizo que soltara una risita mientras subía a la segunda planta. No tardaría en hacer la luz.
Bastarían dos latasde gasolina. Con la primera salpicó el viejo suelo de madera, empapándolo, dejando un rastro mientras avanzaba de pared a pared, de habitación a habitación. De vez en cuando se detenía para sacar material de los anaqueles, para diseminar cerillas sobre objetos inflamables, añadiendo combustible que avivaría y extendería las llamas.
El olor del catalizador era dulce, un perfume exótico quepotenciaba sus sentidos. No tenía miedo ni prisa mientras subía por la curvada escalera de metal a la siguiente planta. Iba en silencio, desde luego, ya que no era estúpido. Pero sabía que el vigilante nocturno se hallaba concentrado sobre sus revistas en otra parte del edificio.
Mientras trabajaba, alzó la vista hacia los aspersores situados como arañas en el techo. Ya los había visto. No habríaningún siseo de agua procedente de las tuberías mientras las llamas se elevaban, ninguna advertencia de las alarmas de humo
Ese fuego ardería, ardería y ardería hasta que el cristal de la ventana estallara por los puños furiosos del calor. La pintura se descascararía. El metal se derretiría, las vigas caerían, calcinadas.
Deseó... durante un momento deseó poder quedarse en el centro de todo ypresenciar el despertar del fuego dormido. Quería estar allí, admirarlo y absorberlo a medida que se agitaba y desperezaba, para luego extender su cuerpo caliente y brillante. Quería oír su rugido triunfal mientras con hambre devoraba todo a su paso.
Pero por ese entonces estaría muy lejos. Demasiado lejos para ver, oír, oler. Tendría que imaginarlo.
Con un suspiro, encendió la primeracerilla, alzó la llama a la altura de los ojos y admiró la chispa pequeña, hipnotizado por ella. Al arrojar el fuego diminuto a un charco oscuro de gasolina, sonreía, tan orgulloso como un padre. Observó un momento, solo un momento, mientras el animal cobraba vida, serpenteando por el sendero que le había trazado.
Se marchó en silencio, con prisa, y entró en la noche fría. Al rato sus pies habían...
tracking img