Humor en la sociedad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3229 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 14 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
HUMOR EN LA SOCIEDAD
Desde la era medieval se ha hecho uso del humor en la sociedad de una manera un tanto estridente y muy mal vista para su tiempo y que podría atribuirse al grado de prohibición que esta poseía en aquel tiempo, si bien las cosas han cambiado, hoy en día el humor ha dejado de ser algo vacio, grotesco y sin fundamento, para convertirse en un humor satírico inteligente, en dondehacen uso la moda, la publicidad y porque no el resto del mundo.

El humor rompe e irrumpe en la sociedad creando un único lenguaje uniendo las diferencias entre las estratificaciones económicas sociopolíticas, tornándose una sola voz que llega a todo público y los confabulan en una asociación de bienestar, en donde la elegancia se desprende de las clases altas y el lenguaje más grotescoabierto y flexible de las clases bajas se une con el fin de entretener y mostrar a todos bajo el humor esas verdades que son molestas para muchos, educando y creando conciencia de los problemas que existen de por medio en la sociedad.
Probablemente sea la publicidad la que mejor explica la naturaleza del fenómeno humorístico: películas, vallas, anuncios renuncian poco a poco a los discursossentenciosos y ausenteros a favor de un estilo a base de juegos de palabras, de frases indirectas (“que bonitos ojos tienes”, para una montura de gafas), (“mire, no hay nada que ver”), en resumen, un tono humorístico vacios y ligero en las antípodas de la ironía mordaz.
Lo que pasa es que la publicidad puede llevar muy lejos la lógica del absurdo, el juego del sentido y el sinsentido buscando desde luegola inscripción de la marca, aunque, y esto es lo esencial, sin darse los medios de credibilidad. En sus formas avanzadas, humorísticas, la publicidad no dice nada, se ríe de sí misma: la verdadera publicidad se burla de la publicidad, del sentido como del sinsentido, evacua la dimensión de la verdad, y esa es su fuerza.
El humor publicitario dice la verdad de la publicidad, es decir que no es niun relato ni un mensaje, ni mítica ni ideológica: forma vacía a la manera de las grandes instituciones y valores sociales, la publicidad no explica nada, allana el sentido, desactiva el sinsentido trágico, su modelo es sobre todo el dibujo animado, Disneylandia está aquí y ahora, en las revistas, en los muros de la ciudad y del metro, nos rodea un tenue surrealismo desprovisto de cualquiermisterios, de cualquier profundidad, entregándonos a la embriaguez desencantada de la vacuidad y de la inocuidad. Cuando el humor se vuelve una forma dominante se borra la ideología con sus oposiciones rígidas y en su escritura en letras mayúsculas.
Por su tono ligero e inconsistente, la publicidad, incluso antes de querer convencer e incitar al consumo, se designa de inmediato como publicidad: el mediopublicitario tiene como primer mensaje el propio medio, de la publicidad es aqui metapublicitaria, es entonces cuando las categorías de alienación e ideología cesan de ser operativas: al hecho publicitario, no dudemos en plantearlo, en su versión humorística, como partícipe del amplio movimiento REVOLUCIONARIO de la crítica de la ilusión, movimiento inaugurado mucho antes de la pintura y luego enliteratura, en el teatro, en el cine experimental a lo largo del siglo XX. Claro está que es posible ignorar que el espacio publicitario adopta una escenografía clásica y permanece inmediatamente legible y comunicacional, que ningún trabajo formal perturba su lectura y que tanto la imagen como el texto permanecen sometidos a las constricciones de una determinada narración- representación; sinembargo a pesar de esas diferencias altamente significativas, no es menos cierto que el código humorístico sitúa a la publicidad en un registro que ya no es el de la seducción clásica, el humor mantiene a distancia, impide al espectador adherirse al mensaje, obstaculiza los sueños diurnos y el proceso de identificación.
La escena publicitaria se desliga del referente, adquiere una autonomía y se...
tracking img