Hush hush

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 352 (87911 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Sinopsis

Para Nora Grey, el romance no era parte del plan. Ella nunca se había sentido particularmente atraída hacia los chicos de su escuela, sin importar lo mucho que su mejor amiga, Vee, los empujara hacia ella. No hasta que Patch llegó a su vida. Con su sonrisa fácil y ojos que parecen ver dentro de ella, Nora se siente atraída hacia él, en contra de todos sus instintos. Pero después deuna serie de aterradores encuentros, Nora no sabe en quien confiar. Patch parece estar donde quiera que esté ella, y saber más sobre ella que sus amigos más cercanos. Ella no sabe si correr hacia sus brazos o correr y esconderse. Y cuando intenta encontrar algunas respuestas, se acerca a una verdad que es mucho más incomoda que todo lo que Patch la hace sentir. Nora esta justo en medio de unaantigua batalla entre los inmortales y aquellos que han caído- y cuando tiene que escoger un bando, la elección equivocada le costará su vida.

TRADUCIDO Y CORREGIDO EN EL FORO DE PURPLE ROSE, GRACIAS A LA COLABORACIÓN DE:
ILIMARI CIPRIANO, LIZETH, TUTSI, CATY, ALE, XHIAMARA, DARK HEAVEN, EVELIN, ROMI.I, SUMBOAT, MANDY, RANIA BELIKOV, TIBARI, CAROL Y EMMA.

Prólogo
Valle Del Loira, FranciaNoviembre 1565 Chauncey estaba con la hija de un granjero en los bancos de hierba del río Loira cuando llegó la tormenta, y habiendo dejado que su montura vagara por la pradera, no tenía más que sus pies para que lo llevaran de vuelta al castillo. Arrancó una hebilla de plata de su zapato, la colocó sobre la palma de la chica y la vio marcharse, escurridiza, el barro manchándole las faldas. Después secolocó bien las botas y salió de camino a casa. Llovía a cántaros en la campiña oscura que rodeaba el castillo de Langeais. Chauncey caminaba con facilidad sobre las tumbas hundidas y el humus del cementerio; incluso en la niebla más espesa podía encontrar su camino de vuelta a casa desde aquí sin perderse. Esa noche no había niebla, pero la oscuridad y la arremetida de la lluvia engañaban losuficiente. Chauncey percibió movimiento por el rabillo del ojo, y giró de repente la cabeza a la izquierda. Lo que a simple vista parecía ser un gran ángel coronando un monumento cercano se irguió hasta alcanzar plena altura. Ni de piedra ni de mármol, el chico tenía brazos y piernas. Su torso estaba desnudo, sus pies también, y pantalones de campesino colgaban bajos de su cintura. Saltó delmonumento, su pelo negro goteando lluvia. Ésta corría por su cara, que era oscura como la de un español. La mano de Chauncey reptó lentamente hasta la empuñadura de su espada. - ¿Quién anda ahí? La boca del chico dibujó una leve sonrisa. - No juguéis con el Duque de Langeais. - Advirtió Chauncey - He preguntado vuestro nombre. Dadlo. - ¿Duque? - El chico se apoyó contra un álamo retorcido - ¿O bastardo?Chauncey desenvainó su espada. - ¡Retiradlo! Mi padre era el Duque de Langeais. Yo soy el Duque de Langeais ahora. Añadió torpemente, y se maldijo por ello. El chico sacudió la cabeza perezosamente. - Tu padre no era el antiguo duque. Chauncey bulló de furia ante el escandaloso insulto. - ¿Y tu padre? - Exigió extendiendo la espada. Todavía no conocía a todos sus vasallos, pero estaba aprendiendo.Se grabaría el nombre de la familia de este chico en la memoria - Lo preguntaré una vez más. - Dijo en voz baja, restregándose una mano contra el rostro para apartar la lluvia - ¿Quién eres? El chico se adelantó y apartó el filo a un lado. De pronto parecía mayor de lo que

Chauncey había presupuesto, tal vez incluso un año o dos mayor que Chauncey. - Uno de la prole del Diablo. - Respondió.Chauncey sintió un vuelco de miedo en el estómago. - Eres un maldito lunático. - Dijo entre dientes - Sal de mi camino. El suelo debajo de Chauncey tembló. Explosiones de oro y grana aparecieron detrás de sus ojos. Encorvado, con sus uñas clavándose en sus muslos, alzó la vista al chico, parpadeando y jadeando, intentando comprender lo que estaba pasando. La cabeza le daba vueltas como si ya no...
tracking img